Go to Contents
Buscar

Corea del Sur se esfuerza para recuperarse del daño causado por el tifón Lingling

Seúl, 8 de septiembre (Yonhap) -- Corea del Sur se está esforzando, este domingo, para recuperarse del daño causado por el tifón Lingling, que azotó el sábado la península coreana con lluvias torrenciales y vientos fuertes.

Según la agencia gubernamental contra desastres, Lingling, el 13er. tifón de este año, tocó tierra el sábado en el país, dejando un saldo, a las 11:00 a.m., de 3 muertos y 23 heridos.

Se ha confirmado que alrededor de 3.600 propiedades han resultado dañadas debido a los fuertes vientos del tifón, que registró la quinta velocidad más alta entre los tifones que han afectado al país hasta la fecha.

Más de 7.000 hectáreas de tierras de cultivo han resultado afectadas, decenas de miles de hogares han sufrido apagones y cientos de pasajeros vieron cancelados sus vuelos en los aeropuertos principales.

Con la mayoría de la península fuera de la influencia del tifón, la Corporación de Energía Eléctrica de Corea del Sur (KEPCO, según sus siglas en inglés) dijo que ha restaurado, esta mañana, el suministro eléctrico al 99,7 por ciento de los cerca de 160.000 hogares afectados.

Añadió que, aunque el último tifón siguió una senda similar a las de los tifones Kompasu, en 2010, y Bolaven, en 2012, el número de viviendas que sufrieron cortes de energía fue significativamente menor.

Los dos tifones previos provocaron interrupciones en el servicio eléctrico en 1,68 millones y 1,97 millones de hogares, respectivamente.

La KEPCO dijo que fue capaz de reducir el alcance de los daños dado que ha estado haciendo esfuerzos para reforzar las instalaciones relacionadas.

Alrededor de 8.000 trabajadores están esforzándose actualmente para normalizar por completo el suministro eléctrico en toda la nación, dijo la firma estatal, que proporciona electricidad a la mayoría del país.

Los vuelos de pasajeros en los aeropuertos principales del país están regresando a la normalidad. El servicio de ferris en la costa meridional también se está normalizando.

Alrededor de 400 vuelos de llegada y partida del Aeropuerto Internacional de Jeju, en la isla turística del mismo nombre situada en el sur del país, fueron cancelados el viernes y sábado, cuando la isla se vio bajo la influencia del tifón.

Según los representantes de las aerolíneas y autoridades aeroportuarias, unos 500 vuelos serán puestos en servicio este domingo para transportar a los pasajeros que se encuentran varados en el aeropuerto.

Aunque la mayoría de las regiones del país han estado fuera de la influencia directa de Lingling, algunas áereas podrían experimentar lluvias hasta el lunes, según funcionarios de la Administración Meteorológica de Corea del Sur (KMA). Los funcionarios de los Gobiernos locales han urgido a la gente que tome precauciones adicionales frente a los posibles daños.

Mientras tanto, el tifón también ha afectado duramente a Corea del Norte mientras se trasladaba por el país.

Los medios de comunicación estatales de Corea del Norte, incluido el diario oficial, el Rodong Sinmun, reportaron sobre el impacto del tifón, diciendo que ha causado muertes, apagones, interrupción del servicio ferroviario y daños en las carreteras y puentes.

Sin embargo, no proporcionaron la cifra de muertos o heridos.

Asimismo, reportaron que el sector agrícola nacional había sido uno de los más afectados, diciendo que alrededor de 991,7 hectáreas de arrozales en su provincia occidental de Hwanghae se encontraban sumergidas y que se estaban llevando a cabo esfuerzos de recuperación en todo el país.

elena@yna.co.kr

(FIN)

09/09/2019 07:36

Guardado

COMPARTIR

Para obtener el enlace, pulse de forma prolongada la URL