Go to Contents

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

Buscar

Últimas noticias

(3ª AMPLIACIÓN) Corea del Sur y EE. UU. tienen listo un 'plan B' en caso de provocaciones norcoreanas durante la visita de Biden

18/05/2022 20:54
Kim Tae-hyo, primer viceasesor de la Oficina de Seguridad Nacional presidencial de Corea del Sur, habla durante una conferencia de prensa, celebrada, el 18 de mayo de 2022, en la oficina presidencial, en Seúl.

Seúl, 18 de mayo (Yonhap) -- El presidente Yoon Suk-yeol y el presidente estadounidense, Joe Biden, tienen un "plan B" preparado para el comando de las fuerzas conjuntas de ambos países, en caso de que Corea del Norte lleve a cabo una provocación durante la visita del presidente estadounidense, Joe Biden, a Seúl, esta semana, según ha dicho, este miércoles, Kim Tae-hyo, primer viceasesor de la Oficina de Seguridad Nacional presidencial.

Biden tiene programado llegar a Seúl el viernes, en medio de las preocupaciones de que Corea del Norte podría llevar a cabo una prueba nuclear o un lanzamiento de un misil balístico intercontinental en torno a su visita de tres días.

"Por el momento, evaluamos que es relativamente baja la posibilidad de que Corea del Norte lleve a cabo una prueba nuclear el fin de semana, pero las preparaciones para un lanzamiento de un misil balístico intercontinental parecen ser inminentes", dijo Kim a los periodistas.

En caso de que el Norte realice un acto provocativo, grande o pequeño, durante la visita de Biden, Corea del Sur y Estados Unidos han preparado un "plan B", dependiendo de las características, para que los líderes de Seúl y Washington entren inmediatamente al sistema de comando y control de la postura de defensa conjunta de Corea del Sur y EE. UU., incluso si se requiere cambiar la agenda.

Yoon y Biden se reunirán al menos una vez cada uno de los tres días, mientras que el sábado se dedicarán a su cumbre, los otros dos días se enfocarán o a la seguridad económica o a un evento nacional de seguridad, según Kim.

La cumbre comenzará poco después de la 1:30 p.m. en la nueva oficina presidencial, en Yongsan, en el centro de Seúl, primero con una reunión pequeña en la oficina de Yoon, en el quinto piso. Posteriormente, la reunión será en un formato ampliado en la sala de recepciones adyacente.

Antes de llegar para los diálogos, Biden rendirá tributo a los soldados caídos en la Guerra de Corea (1950-53), en el Cementerio Nacional de Seúl, en el sur de la capital.

Lo primero que se abordará en la reunión uno a uno será la elaboración de un plan de acción sobre la forma en la que Seúl y Washington reforzarán la confiable y efectiva disuasión ampliada, según dijo Kim.

Ante la pregunta de si Yoon y Biden podrían discutir un acuerdo de "swap" de divisas bilateral durante la cumbre, Kim respondió que los fundamentos económicos de Corea del Sur son sólidos, pero que los dos líderes podrían discutir una "cooperación fluida y rápida" en la estabilización de los mercados de divisas.

Con respecto al asunto de un acuerdo de "swap" de divisas con EE. UU., un funcionario de la oficina presidencial dijo que las dos naciones han estado manteniendo "discusiones sustanciales".

El Gobierno de Yoon celebrará, el jueves, su primera reunión del Consejo de Seguridad Nacional para prepararse para la cumbre Yoon-Biden y discutir los movimientos de Corea del Norte hacia posibles provocaciones, dijo otro funcionario presidencial.

Se estima que Yoon y Biden acuerden, durante la cumbre prevista para el sábado, agregar otro pilar "tecnológico" a la alianza militar y económica bilateral, según dijo Kim.

Los diálogos durarían una hora y media, después de los cuales las dos partes resumirán los resultados en papel y prepararán el borrador final sobre la declaración conjunta de la cumbre.

Las dos partes se encuentran, actualmente, en las últimas instancias de la elaboración de la declaración, según Kim.

Hasta las 4:00 p.m., Yoon y Biden tienen previsto celebrar una conferencia de prensa conjunta en la sala subterránea de la oficina presidencial y dar un discurso de apertura, cada uno, antes de tomar preguntas de los periodistas.

Tras un descanso, Yoon organizará una cena oficial en el Museo Nacional Corea, a las 7:00 p.m., a la que asistirán unas 50 personas del lado surcoreano y otras 30 de la parte estadounidense.

Kim indicó que no está programado que Biden visite la Zona Desmilitarizada (DMZ, según sus siglas en inglés), en la frontera intercoreana, durante su estadía, pero que asistirá a diferentes eventos relacionados con la seguridad nacional.

Biden visitó en dos ocasiones la DMZ, en agosto de 2001, cuando fungía como presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado de EE. UU., y en diciembre de 2013, durante su vicepresidencia.

Entre tanto, Kim dijo que EE. UU. ofreció, recientemente, enviar asistencia contra el coronavirus para Corea del Norte, a fin de ayudar al régimen norcoreano a contener un brote masivo, pero que no ha recibido respuesta.

El funcionario también dijo que Yoon planea asistir virtualmente a una cumbre en Tokio, el martes, en la que Biden establecerá, oficialmente, el marco económico del Indopacífico (IPEF).

Biden tiene previsto partir hacia Japón el domingo por la tarde, acabando su visita de tres días en Corea del Sur.

La imagen compilada muestra al presidente de Corea del Sur, Yoon Suk-yeol (dcha.), y el presidente de EE. UU., Joe Biden.

adrian@yna.co.kr

(FIN)

Tamaño del texto

Ejemplo del tamaño de letra

A A

Guardado

COMPARTIR

Para obtener el enlace, pulse de forma prolongada la URL