Go to Contents

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

Buscar

Entrevistas

Moon expresa su pesar sobre la iniciativa de Japón de recomendar la mina Sado como Patrimonio Mundial de la Unesco

10/02/2022 11:52
La foto muestra al presidente surcoreano, Moon Jae-in, tras participar en una entrevista por escrito con la Agencia de Noticias Yonhap y otros siete servicios de noticias de todo el mundo, el 10 de febrero de 2022, en la oficina presidencial, Cheong Wa Dae, en Seúl. (Foto del cuerpo de prensa. Prohibida su reventa y archivo)

Seúl, 10 de febrero (Yonhap) -- El presidente surcoreano, Moon Jae-in, ha expresado, por primera vez, este jueves, su pesar por la iniciativa de Japón de recomendar una mina vinculada con el trabajo forzado de los coreanos, en tiempos de guerra, como Patrimonio Mundial de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco, según su acrónimo en inglés).

Moon hizo el comentario en una entrevista conjunta, por escrito, con la Agencia de Noticias Yonhap y otros siete servicios de noticias de todo el mundo, lo que supuso su primer comentario sobre el asunto desde que Tokio anunció que planea recomendar la mina controvertida, en la isla de Sado, como Patrimonio Mundial de la Unesco para 2023.

"Lamentablemente, el Gobierno japonés ha empezado, hace poco, a impulsar la inclusión de una mina, en la isla de Sado, como Patrimonio Mundial de la Unesco", dijo Moon, mientras abordaba las tensiones históricas actuales, vinculadas al dominio colonial de Japón, de 1910-45, sobre la península coreana.

El mandatario surcoreano señaló que esto es inquietante, en un momento en que deberían estar resolviendo asuntos vinculados a su historia y desarrollando sus relaciones con miras al futuro.

La disputa sobre la mina Sado ha agravado, aún más, las relaciones entre Seúl y Tokio, las cuales se han hundido a su nivel más bajo en años, debido a las disputas sobre los trabajadores forzados y las esclavas sexuales de Corea, que fueron movilizados por Japón durante la Segunda Guerra Mundial.

La mina Sado fue operada originalmente como una mina de oro, en el siglo XVII, pero se convirtió en una instalación para producir materiales relacionados con la guerra, como cobre, hierro y zinc, durante la Segunda Guerra Mundial. Según los documentos históricos, hasta 2.000 coreanos fueron forzados a trabajar en la mina.

Moon manifestó que, para encontrar una solución que pueda ser aceptada por las víctimas y promueva una verdadera reconciliación, lo más importante es una actitud y mentalidad sinceras hacia la historia, argumentando que los asuntos relacionados con la historia son esencialmente sobre los derechos humanos, "un valor universal de la humanidad".

Agregó que, para resolver el problema, la solución debe ser aceptable para las víctimas, lo que también es un principio establecido en la comunidad internacional.

El presidente surcoreano dijo, con pesar, que los dos países aún no han llegado a un acuerdo sobre sus asuntos pendientes, a pesar de los continuos esfuerzos diplomáticos.

Moon expresó, mencionando la creciente necesidad de fortalecer la cooperación bilateral para abordar tareas futuras, que el Gobierno surcoreano está abierto a cualquier propuesta y espera resolver los asuntos a través del diálogo.

El presidente señaló que la postura de su Gobierno, de que siempre estarán abiertos a la comunicación con el primer ministro japonés, sigue siendo la misma.

La foto de archivo, tomada el 3 de enero de 2022, muestra la antigua mina de oro y plata en la isla de Sado, frente a la prefectura de Niigata, al noroeste de Tokio.

hana@yna.co.kr

(FIN)

Tamaño del texto

Ejemplo del tamaño de letra

A A

Guardado

COMPARTIR

Para obtener el enlace, pulse de forma prolongada la URL