Go to Contents

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

Buscar

Últimas noticias

Las diez principales noticias nacionales de 2021 seleccionadas por la Agencia de Noticias Yonhap

17/12/2021 09:59

La foto de archivo, sin fechar, muestra a un ciudadano recibiendo la vacuna de refuerzo contra el COVID-19.

Seúl, 17 de diciembre (Yonhap) -- A continuación figuran las diez noticias más destacadas de Corea del Sur en 2021, seleccionadas por los editores de la Agencia de Noticias Yonhap:

▲ La pandemia del nuevo coronavirus continúa durante dos años y se suspende el plan "living with COVID-19"

La pandemia del nuevo coronavirus continúa durante casi dos años desde que se confirmara el primer caso de COVID-19 en Corea del Sur, en enero de 2020. Corea del Sur se está enfrentando a la cuarta ola desde julio, registrando, recientemente, la mayor cifra de casos, que superan el margen de 7.000, mientras que los pacientes en estado grave alcanzaron casi los 1.000.

Más del 80 por ciento de la población del país, de 52 millones de habitantes, ha sido vacunado completamente contra el COVID-19, aunque el sistema sanitario afronta dificultades debido al aumento de las infecciones "posvacunación" y la tasa de ocupación de las camas hospitalarias, en el área metropolitana de Seúl, alcanzó más del 90 por ciento, ante el aumento de pacientes de la tercera edad en estado grave.

En noviembre, el país implementó el plan "living with COVID-19" (vivir con el coronavirus), destinado a volver gradualmente a la normalidad prepandemia, basándose en la alta tasa de vacunación. Sin embargo, dado el incremento drástico de casos y pacientes en estado grave, el Gobierno decidió retirar el programa gradual para el regreso a la normalidad, tras casi un mes.

La lucha contra el coronavirus está afrontando mayores dificultades ante el surgimiento de la variante delta, altamente transmisible, y la nueva variante ómicron, que emergió a finales de noviembre.

Corea del Sur comenzó en febrero la vacunación contra el coronavirus, con las vacunas de cuatro firmas farmacéuticas -AstraZeneca, Pfizer, Moderna y Janssen-. El país empezó a administrar primero las vacunas a pacientes hospitalizados y empleados de residencias de ancianos y hospitales de cuidado prolongado y a los mayores de 65 años, posteriormente a los quincuagenarios, las personas entre 18 y 49 años de edad, los niños y adolescentes.

Mientras tanto, la nación también comenzó a administrar las vacunas de refuerzo contra el COVID-19 a partir de octubre, a fin de tratar de contener las infecciones "posvacunación".

La foto, tomada el 1 de noviembre de 2021, muestra a unos demandantes de empleo mirando un tablón de anuncios en una feria de empleo, en Busan.

▲ La "generación MZ" descontenta surge como la principal fuerza social y política

La denominada "generación MZ", un término coreano que se refiere a los mileniales y la generación Z, nacidos entre 1980 y principios de 2000, fue uno de los temas en noticias que más se cubrieron en 2021, mientras su voz colectiva sobre la marginación socioeconómica se ha vuelto cada vez más palpable, en medio de los precios desorbitantes de la vivienda y la baja tasa de empleo.

El número de jóvenes que buscan empleo llegó a una cifra récord de 874.000, en agosto, mientras que aquellos que no pudieron encontrar un trabajo durante tres años aumentaron a 100.000

En medio de pocas oportunidades de empleo, una gran parte de ellos acudieron a inversiones para la compra de acciones y viviendas, recurriendo a préstamos drásticos, mientras que los préstamos que recibieron los veinteañeros y treintañeros aumentaron a 38,7 billones de wones (32.732 millones de dólares) durante la primera mitad de este año.

La "generación MZ" también surgió como una fuerza política principal, que se alía con la principal oposición y ha entregado victorias aplastantes en las elecciones parciales a las alcaldías de Seúl y Busan, debido a su frustración en cuanto a los fracasos de políticas por parte del partido gobernante y un sentimiento de traición por las controversias relacionadas con los supuestos estándares de doble rasero.

Dicha generación también fue considerada como una fuerza principal detrás de la elección de Lee Jun-seok, en junio, como el primer político treintañero en encabezar la principal oposición, y la nominación del ex fiscal general, Yoon Suk-yeol, como el candidato presidencial de la principal oposición.

La foto de archivo, tomada el 7 de enero de 2021, muestra que el Índice Compuesto de Precio Bursátil de Corea del Sur (KOSPI, según sus siglas en inglés) ha subido 63,47 puntos, para cerrar a 3.031,68, superando, por primera vez, el margen de 3.000.

▲ El mercado de valores surcoreano supera el umbral histórico de los 3.000 puntos

El Índice Compuesto de Precio Bursátil de Corea del Sur (KOSPI, según su acrónimo en inglés), superó, en enero, el umbral histórico de los 3.000 puntos, por primera vez, 65 años después de la apertura de la bolsa de valores en el país, en 1956, y tras 38 años desde su lanzamiento oficial, el 4 de enero de 1983.

El índice bursátil de referencia de Corea del Sur superó el umbral de los 1.000 puntos, por primera vez, el 31 de marzo de 1989 y entró en el nivel de los 2.000 el 25 de julio de 2007.

El repunte no habría sido posible si no fuera por los inversores minoristas, además de una amplia liquidez, en medio de un tipo de interés bajo, según los expertos financieros.

El KOSPI cayó hasta un nivel de 1.400 puntos, en marzo, en medio de las preocupaciones por la pandemia. Sin embargo, el índice bursátil se mantuvo por la compra intensiva de acciones locales, valuadas en alrededor de 70 billones de wones (59.211 millones de dólares), a fecha de inicios de diciembre, por parte de los inversores individuales, en medio de una venta masiva de los inversores extranjeros y las instituciones locales.

La foto, tomada el 22 de noviembre de 2021, desde el monte Namsan, en el centro de Seúl, muestra complejos de apartamentos en los distritos de Yongsang y Seocho, en Seúl.

▲ El precio de la vivienda se dispara a pesar de las regulaciones

El precio de la vivienda en Corea del Sur siguió subiendo este año, a pesar de los fuertes impuestos, el aumento de los planes de suministro y las normas crediticias más estrictas.

El precio de la vivienda en el país subió un promedio del 8,9 por ciento de enero a octubre, superando ya un crecimiento del 5,36 por ciento durante todo el año pasado, según datos de la Junta de Bienes Raíces de Corea del Sur.

En los 10 primeros meses, el precio de la vivienda subió un 11,61 por ciento en el área metropolitana de Seúl, superando la tasa de crecimiento del 6,57 por ciento para las áreas provinciales, durante el mismo período.

En el área metropolitana de Seúl, el precio de la vivienda en las provincias vecinas de Gyeonggi e Incheon se disparó un 15,17 y 14,77 por ciento, respectivamente, superando el crecimiento del 5,6 por ciento en Seúl.

Esto se debe a que los posibles compradores de viviendas se dirigieron a Incheon y la provincia de Gyeonggi, ya que no tenían mucho margen financiero para adquirir una casa en la capital, tras una fuerte subida de precios en 2020.

Las líneas de trenes de cercanías de alta velocidad, Great Train Express (GTX), en construcción, también les hicieron buscar casas, en las áreas vecinas, a precios relativamente bajos.

Las líneas GTX son una nueva generación de ferrocarriles de alta velocidad que pueden alcanzar una velocidad máxima de 180 kilómetros por hora y, en algunos casos, reducir a la mitad los tiempos de viaje desde algunas zonas de Gyeonggi a Seúl. Se están desarrollando cuatro líneas GTX a través de las regiones de Gyeonggi y Seúl.

Para frenar el aumento de los precios de la vivienda, el Gobierno continuó fortaleciendo los impuestos y otras regulaciones, pero muchas generaciones jóvenes, principalmente treintañeros, adquirieron casas, a pesar de los altos precios, debido a las compras causadas por el pánico, ya que esperan que el precio de la vivienda aumente aún más.

El Gobierno anunció, en febrero, que flexibilizará las regulaciones de construcción y apoyará proyectos de reurbanización en áreas urbanas para aumentar el número de viviendas nuevas hasta en 836.000, en todo el país, en los cuatro próximos años.

El Ministerio de Tierra, Infraestructura y Transporte dijo que el plan de suministro tiene como objetivo proporcionar viviendas asequibles en las grandes ciudades, que son cómodas para vivir, gracias a su proximidad a los puestos de trabajo, y sofocar las preocupaciones entre los posibles compradores primerizos.

Pero los planes perdieron fuerza, cuando los empleados del desarrollador de viviendas estatal, la Corporación de Tierra y Vivienda de Corea del Sur (LH, según sus siglas en inglés), resultaron estar involucrados en una especulación masiva de tierras utilizando información privilegiada.

El Gobierno esperaba, con elevados impuestos de transferencia e impuestos sobre bienes inmuebles integrales, convencer a varios propietarios de que vendieran algunas de sus casas, pero, en cambio, estos optaron por dar algunas de sus casas a sus hijos, a pesar de los altos impuestos sobre donaciones.

En la segunda mitad de 2021, el ritmo de crecimiento del precio de la vivienda pareció estar desacelerándose, debido a unas normas crediticias más estrictas para la compra de viviendas nuevas.

En el mercado "jeonse", los precios de las viviendas de este tipo en el país subieron un promedio del 5,76 por ciento interanual, en el período enero-octubre, superando la tasa de crecimiento del 4,61 por ciento para todo 2020.

El "jeonse" es un acuerdo de alquiler de viviendas exclusivo de Corea del Sur, en el que los inquilinos pagan una gran suma de dinero como depósito en lugar de pagar cuotas mensuales. Los propietarios devuelven el depósito al finalizar el contrato, establecido, generalmente, en dos años.

Los precios de las viviendas "jeonse" se han disparado debido a la escasez de oferta de contratos de arrendamiento de viviendas, luego de que un conjunto de leyes de protección de inquilinos entrara en vigor en julio.

Una de las nuevas leyes permite a los inquilinos extender sus contratos de "jeonse", de dos años, por otros dos años. Los propietarios pueden negar a los inquilinos el derecho a renovar sus acuerdos solo si ellos o sus familiares cercanos se mudan realmente.

Desde que las leyes entraron en vigor, los nuevos acuerdos de "jeonse" casi se agotaron en el mercado, ya que un número creciente de propietarios optaron por mudarse o los inquilinos existentes ejercieron su derecho a renovar sus contratos de arrendamiento por otros dos años.

La imagen, proporcionada por la Televisión de Noticias Yonhap, muestra la fachada de los edificios de la Fiscalía y la Oficina de Investigación de la Corrupción de Funcionarios de Alto Rango (CIO). (Prohibida su reventa y archivo)

▲ Surgen investigaciones delicadas desde el punto de vista político antes de las elecciones presidenciales

Los candidatos presidenciales de los partidos gobernante y opositor han sido acusados de estar involucrados en escándalos delicados desde el punto de vista político, siendo sujetos a investigaciones de la fiscalía y la Oficina de Investigación de la Corrupción de Funcionarios de Alto Rango (CIO).

Lee Jae-myung, nominado presidencial del gobernante Partido Democrático (DP), ha sido acusado, por el principal partido opositor, el Partido del Poder del Pueblo (PPP), de ser el autor intelectual del escándalo que involucra un proyecto de desarrollo urbanístico, realizado en 2015, en Seongnam, al sur de Seúl, cuando ejercía como alcalde de la ciudad.

La fiscalía está investigando el caso en el que la inédita firma de gestión de activos Hwacheon Daeyu cosechó beneficios astronómicos, al, supuestamente, conspirar con las autoridades clave de la ciudad, que luego trabajaron para Lee.

Por su parte, Yoon Suk-yeol, nominado presidencial del PPP, y su esposa también se encuentran bajo investigaciones separadas por sus presuntas conexiones con un escándalo de injerencia política y un supuesto caso de manipulación de acciones, respectivamente.

La CIO está investigando si Yoon confabuló con el partido opositor para intentar investigar a figuras progubernamentales cuando era fiscal general, el año pasado.

Kim Keon-hee, la esposa de Yoon, está siendo investigada en relación con un caso de manipulación de activos que involucra a Deutsch Motors Inc., un distribuidor de vehículos de BMW en Corea del Sur.

La foto de archivo, tomada el 14 de julio de 2021, muestra a una madre abusiva (centro), acusada del asesinato de su hija, de 20 meses de edad, por abuso infantil.

▲ Casos atroces de abuso infantil y asesinatos por acoso

Una serie de casos graves de abuso infantil conmocionó la nación tras el caso notorio de la niña, de 16 meses de edad, Jung-in, quien murió por abuso infantil por parte de su madre adoptiva.

Una pareja ha sido sentenciada a 30 años y 12 años de prisión, respectivamente, por cargos de asesinato de una sobrina, de 10 años de edad, por abuso infantil, en febrero, incluida la violencia de tortura de agua.

El mismo mes, un padre fue acusado de dar golpes a su recién nacido con la mano en la que tenía un anillo, mientras que otro hombre fue detenido en abril por cargos de asesinar a golpes a su niño pequeño adoptado.

Kim Tae-hyun, de 25 años de edad, fue sentenciado a cadena perpetua, en octubre, por cargos de asesinato por apuñalamiento a una mujer que estaba acosando, su madre y su hermana menor, en marzo, en Seúl.

Dos mujeres bajo la protección de la policía fueron asesinadas en casos sospechosos de asesinato por acoso, en Seúl, en noviembre y diciembre, respectivamente, llamando la atención los fracasos de la policía para detener los asesinatos.

La foto, tomada el 2 de junio de 2021, muestra un altar temporal para una suboficial de la Fuerza Aérea, instalado en el Hospital de la Capital de las Fuerzas Armadas, en la ciudad de Seongnam, provincia de Gyeonggi. La suboficial se suicidó, en mayo, tras haber sido acosada sexualmente por un colega.

▲ El Ejército provoca la ira pública por escándalos de acoso sexual y alimentos de mala calidad

El Ejército de Corea del Sur ha recibido el oprobio del público por escándalos de acoso sexual, alimentos de mala calidad servidos a los reclutas y otros acontecimientos desafortunados ocurridos a lo largo de 2021, que condujeron a que el ministro de Defensa, Suh Wook, emitiera disculpas públicas.

En abril, el Ejército recibió críticas después de que unos soldados publicaran fotografías de sus alimentos en las redes sociales, reclamando que el personal militar, en particular el que se encuentra en cuarentena debido al COVID-19, recibía alimentos de mala calidad. Los reclutas en un campo de entrenamiento también se quejaron sobre las excesivas normas relacionadas con el virus, incluido el acceso limitado a los baños.

En respuesta a dicha crítica, el Ejército elaboró tardíamente una serie de medidas, incluido el aumento del coste medio diario de los alimentos para los soldados, en un 14 por ciento, a partir de julio, a 10.000 wones (8,45 dólares).

En mayo, una suboficial de la Fuerza Aérea se suicidó tras ser acosada sexualmente por un colega. Tan solo unos meses después, en agosto, otra suboficial de la Armada también se suicidó tras denunciar que fue acosada sexualmente.

Desde entonces, el Ministerio de Defensa ha lanzado una serie de grupos de trabajo y reuniones para abordar los repetidos crímenes sexuales en los cuarteles, incluido un panel entre el Gobierno y el sector privado; sin embargo, aún se cuestiona si el Ejército es capaz de reformarse.

En febrero, un norcoreano fue capturado tras cruzar a Corea del Sur, vía marítima, a través de la frontera oriental. Una investigación efectuada por el Estado Mayor Conjunto (JCS) mostró que fue captado, en varias ocasiones, por las cámaras de vigilancia militar colocadas a lo largo de la costa oriental, pero los soldados no detectaron al hombre no identificado.

La foto, tomada el 1 de noviembre de 2021, muestra una réplica de la muñeca robot de la serie surcoreana de Netflix "Squid Game" (El juego del calamar), en Sídney, Australia.

▲ La cultura pop surcoreana arrasa el mundo

La cultura pop surcoreana, liderada por las superestrellas del K-pop BTS, el fenómeno global "Squid Game" (El juego del calamar) y la película ganadora de los Premios Óscar "Minari", ha mostrado su fuerte presencia en el mundo.

El megaéxito en inglés "Butter" de BTS, lanzado en mayo, figuró en el listado principal de canciones "Hot 100" de Billboard por diez semanas no consecutivas.

El grupo masculino surcoreano añadió dos canciones más, "Permission to Dance" y "My Universe", que encabezaron la lista con un total combinado de 12 semanas.

La creciente popularidad mundial del septeto y sus hazañas, que baten récords, continuaron en sus cuatro conciertos, con las entradas agotadas, celebrados, en noviembre, en el estadio SoFi, en Los Ángeles, y en los premios American Music Awards (AMA), donde recibió tres galardones, incluido el principal de artista del año.

En el escenario cinematográfico, la película sobre inmigración "Minari", dirigida y escrita por el estadounidense de origen surcoreano Lee Isaac Chung basándose en los recuerdos de su infancia, atrajo todas las miradas.

En particular, la actriz veterana Youn Yuh-jung, quien interpretó el papel de una abuela excéntrica en "Minari", ganó, este año, el premio a la mejor actriz secundaria en los Premios Óscar, convirtiéndose en la primera persona de Corea del Sur en conseguir un óscar en una categoría de actuación.

"Squid Game", una serie original de Netflix en coreano, se convirtió en su contenido más visto de todos los tiempos, con más de 1.650 millones de horas de visualización en las cuatro primeras semanas posteriores a su lanzamiento, en septiembre.

La serie surcoreana, de nueve capítulos, gira en torno a cientos de personas que participan en una serie de juegos mortales, basados en juegos infantiles coreanos, para ganar 45.600 millones de wones (38,6 millones de dólares) en efectivo.

La serie acumuló varios premios y nominaciones en los principales eventos de entrega de premios en Estados Unidos, incluidos los Premios Gotham y los Premios Globo de Oro.

En la imagen, tomada el 21 de octubre de 2021, se muestra el primer cohete espacial autóctono de Corea del Sur, conocido como Nuri, siendo lanzado, el mismo día, desde su plataforma de lanzamiento, en el Centro Espacial Naro, en Goheung, a 473 kilómetros al sur de Seúl.

▲ Corea del Sur lanza su primer cohete espacial autóctono

Corea del Sur lanzó, el 21 de octubre, su primer vehículo de lanzamiento espacial autóctono, el KSLV-II, también conocido como Nuri, desde el Centro Espacial Naro, en Goheung, en la costa oriental del país.

El cohete Nuri, de tres fases, utilizó un grupo de cuatro motores de combustible líquido de 75 toneladas en su primera fase, uno de 75 toneladas en su segunda fase y otro de 7 toneladas en su tercera fase.

El Nuri voló a una altitud prevista de 700 kilómetros pero no pudo poner en órbita el satélite simulado de 1,5 toneladas, dado que su cohete de la tercera fase se agotó antes de lo esperado.

A pesar del fracaso, los expertos dijeron que el intento supone un paso significativo en el programa espacial de Corea del Sur, en términos técnicos.

El Ministerio de Ciencia y TIC, junto con el Instituto de Investigación Aeroespacial de Corea del Sur (KARI), planean impulsar el segundo lanzamiento en mayo del próximo año, después de corregir y hallar el motivo por el que el motor no alcanzó el tiempo de combustión planeado.

Corea del Sur ha invertido alrededor de 2 billones de wones (1.800 millones de dólares) en la construcción del Nuri desde marzo de 2010. Todo el proceso de lanzamiento del Nuri se llevó a cabo con tecnología autóctona, incluidos el diseño, la producción, las pruebas y la operación de lanzamiento.

El ministerio y el KARI planean llevar a cabo cuatro lanzamientos más del Nuri hasta 2027, para aumentar la fiabilidad.

La foto de archivo muestra un altar temporal con las fotografías de los expresidentes Roh Tae-woo (dcha.) y Chun Doo-hwan.

▲ Fallecen los expresidentes Roh Tae-woo y Chun Doo-hwan

Los expresidentes surcoreanos Roh Tae-woo y Chun Doo-hwan, quienes fueron criticados, de forma generalizada, por su papel en organizar un golpe de Estado y reprimir luego sangrientamente un levantamiento prodemocrático en Gwangju, en 1980, murieron con un mes de diferencia.

Roh, quien fungió como presidente de 1988 a 1993, falleció el 26 de octubre, a la edad de 89 años. Roh padecía cáncer de próstata y atrofia cerebelosa, y fue traslado a un hospital después de que su salud se deteriorase, pero no logró recuperarse.

Veintiocho días después, Chun, un general convertido en dictador que tomó el poder mediante un golpe de Estado, en 1979, murió en su hogar, en Seúl, el 23 de noviembre, a la edad de 90 años, tras una lucha contra enfermedades crónicas, como el Alzheimer.

Los dos fueron compañeros de clase en la Academia Militar de Corea del Sur y formaron una estrecha amistad antes de que Roh ayudara a Chun a tomar el poder, en un golpe de Estado, el 12 de diciembre de 1979.

En mayo del año siguiente, Chun ordenó tomar medidas enérgicas contra un levantamiento civil a favor de la democracia en la ciudad suroccidental de Gwangju, que dejó más de 200 muertos y otros 1.800 heridos, según datos oficiales conservadores.

Para 1987, las manifestaciones a favor de la democracia se habían extendido por todo el país, lo que llevó a Roh a aceptar las reclamaciones de un sistema presidencial directo, y, posteriormente, su elección mediante voto directo.

Ambos expresidentes fueron condenados y encarcelados en relación con su papel en el golpe de Estado y la represión de Gwangju, antes de ser liberados por un indulto presidencial en 1997.

Roh recibió un funeral estatal en reconocimiento a sus esfuerzos para expiar sus faltas pasadas, pero a Chun no se le concedió uno porque no se disculpó por sus acciones.

nkim@yna.co.kr

(FIN)

Tamaño del texto

Ejemplo del tamaño de letra

A A

Guardado

COMPARTIR

Para obtener el enlace, pulse de forma prolongada la URL