Go to Contents

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

Buscar

Últimas noticias

(2ª AMPLIACIÓN) El crecimiento de la inflación alcanza en octubre su máximo en 10 años ante los crecientes precios del petróleo

02/11/2021 10:03
La foto, tomada el 31 de octubre de 2021, muestra los precios de la gasolina en un cartel colocado en una gasolinera, en Seúl.

Seúl, 2 de noviembre (Yonhap) -- Los precios al consumidor de Corea del Sur han subido, en octubre, al ritmo más acelerado en casi una década, debido a un efecto base bajo del año pasado y los crecientes precios del petróleo, han mostrado, este martes, datos de la Oficina Nacional de Estadística, subrayando el aumento de la presión inflacionaria en medio de la recuperación económica.

Los precios al consumidor se incrementaron un 3,2 por ciento, en octubre, en comparación con el año pasado, acelerándose frente al aumento del 2,5 por ciento interanual registrado en septiembre, según los datos.

Frente al mes anterior, los precios al consumidor subieron un 0,1 por ciento.

Dicha cifra supuso el aumento interanual más acelerado desde enero de 2012, cuando los precios al consumidor crecieron un 3,3 por ciento. El crecimiento interanual de la inflación también se elevó hasta el nivel del 3 por ciento por primera vez desde febrero de 2012.

En octubre, los precios al consumidor subieron más del 2 por ciento -la meta de inflación a medio plazo establecida por el banco central- por séptimo mes consecutivo.

El repunte de la inflación se atribuyó, principalmente, al efecto base de los subsidios estatales extraordinarios del año pasado para las facturas de los teléfonos móviles y los crecientes precios del petróleo.

El Gobierno redujo las tarifas de los teléfonos móviles en 20.000 wones (17 dólares) por persona en grupos etarios específicos, en octubre de 2020, a fin de ayudar a aliviar su carga financiera en medio de la pandemia del COVID-19.

Eo Woon-sun, un funcionario de alto rango de la agencia de estadísticas, dijo, a los reporteros, que los precios de los productos agrícolas se estabilizaron el mes pasado, pero los precios de los productos derivados del petróleo y productos industriales siguieron en aumento y los de los servicios públicos se dispararon drásticamente.

Los precios del petróleo se incrementaron por la fuerte demanda en medio de la recuperación económica global.

Los precios de los productos derivados del petróleo se dispararon un 27,3 por ciento interanual, lo que supone la mayor subida desde agosto de 2008, dado que los precios del petróleo se mantuvieron altos.

Los precios del crudo de Dubái, el índice de referencia de Corea del Sur, alcanzaron, el 25 de octubre, un máximo anual de 84,37 dólares por barril, frente a la media de 72,63 dólares de septiembre. Corea del Sur depende de las importaciones para cubrir sus necesidades energéticas.

Los precios de los productos agrícolas, ganaderos y pesqueros siguieron registrando incrementos; sin embargo, su crecimiento interanual comenzó a desacelerarse notablemente en septiembre. Los precios de tales productos subieron un 0,2 por ciento, lo que supone una desaceleración frente a la subida del 3,7 por ciento en septiembre.

Los precios de la vivienda se elevaron un 1,8 por ciento, el mes pasado, lo que supuso el 18° mes consecutivo de aumento. Los precios de la vivienda extendieron su ascenso a pesar de los esfuerzos del Gobierno para contenerlos.

Los precios de los productos de primera necesidad -141 artículos relacionados estrechamente con la vida cotidiana de las personas, como alimentos, ropa y vivienda- se incrementaron un 4,6 por ciento interanual, en octubre. Fue la mayor subida interanual desde marzo de 2011.

La inflación subyacente, que excluye los precios volátiles de los alimentos y el petróleo, aumentó, el mes pasado, un 2,4 por ciento interanual, lo que supone el aumento más rápido desde diciembre de 2015.

El Gobierno decidió, la semana pasada, recortar los impuestos del combustible en un récord del 20 por ciento, a partir del 12 de noviembre, durante alrededor de seis meses, en un intento de aliviar la presión inflacionaria alcista.

El Ministerio de Economía y Finanzas dijo que se espera que el recorte ayude a bajar la tasa de inflación en un máximo de 0,33 puntos porcentuales.

Los economistas dijeron que la inflación al consumidor podría permanecer en el margen del 3 por ciento, en el cuarto trimestre, debido a que hay varios factores que señalan una presión alcista en los precios.

La depreciación del won surcoreano frente al dólar estadounidense ha subido los precios de las importaciones. El won se ha depreciado un 1,6 por ciento desde septiembre y el 12 de octubre llegó a su cifra más baja en 14 meses, de 1.198,8 wones por dólar.

La Corporación de Energía Eléctrica de Corea del Sur (KEPCO, según sus siglas en inglés), la compañía eléctrica estatal, planea incrementar la tarifa de electricidad durante el cuarto trimestre de 2021, al objeto de reflejar el repunte de los precios energéticos.

Para frenar la inflación, el Gobierno planea congelar las facturas del gas natural, durante los dos próximos meses, y tratará de mantener las mismas tarifas de los servicios públicos hasta fines de año. También gestionará de forma estable el suministro de los productos agrícolas y pesqueros.

Se espera, de forma generalizada, que el Banco de Corea (BOK) eleve su tipo de interés de referencia, este mes, para frenar la inflación y la deuda de los hogares.

El BOK insinuó, el mes pasado, que realizará una subida adicional del tipo de interés oficial para noviembre, después de haberlo congelado en el 0,75 por ciento. El BOK subió, en agosto, el tipo de interés de referencia en 0,25 puntos porcentuales, frente al mínimo histórico previo del 0,5 por ciento.

El gobernador del BOK, Lee Ju-yeol, dijo que es probable que la tasa de inflación de 2021 exceda la estimación del banco central, del 2,1 por ciento.

La cuarta economía de Asia está en camino de recuperación gracias a las fuertes exportaciones, a pesar del último aumento de los casos de COVID-19.

El BOK mantuvo su pronóstico de crecimiento de la economía surcoreana en el 4 por ciento. El Gobierno pronostica que la cuarta economía de Asia crecerá un 4,2 por ciento este año.

La foto, tomada el 24 de octubre de 2021, muestra a ciudadanos comprando comestibles en un hipermercado de Seúl.

ruy@yna.co.kr

(FIN)

Palabras clave
Tamaño del texto

Ejemplo del tamaño de letra

A A

Guardado

COMPARTIR

Para obtener el enlace, pulse de forma prolongada la URL