Go to Contents

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

Buscar

Últimas noticias

(2ª AMPLIACIÓN) Moon dice que aún no es tiempo de hablar de indultos especiales para los dos expresidentes condenados

18/01/2021 16:21
El presidente surcoreano, Moon Jae-in, habla durante una conferencia de prensa de Año Nuevo, que tuvo lugar el 18 de enero de 2021, en la oficina presidencial, Cheong Wa Dae, en Seúl, y también vía videoconferencia.

Seúl, 18 de enero (Yonhap) -- El presidente surcoreano, Moon Jae-in, ha dejado claro, este lunes, que es prematuro hablar acerca de la concesión de indultos especiales para los dos expresidentes condenados -Lee Myung-bak y Park Geun-hye-.

"Creo que ahora no es el momento (adecuado) para hablar de indultos (para ellos)", dijo Moon, rompiendo su silencio sobre el tema políticamente delicado.

El mandatario realizó las declaraciones durante una conferencia de prensa de Año Nuevo celebrada en la oficina presidencial, Cheong Wa Dae, y también vía videoconferencia.

Moon señaló que el proceso judicial acaba de concluir y que el consenso nacional es un requisito previo para cualquier discusión posible acerca del tema en el futuro.

La semana pasada, el Tribunal Supremo de Corea del Sur ratificó la sentencia de 20 años de prisión para la expresidenta, destituida de su cargo, por soborno y malversación. Lee fue sentenciado previamente a una pena de 17 años de prisión por cargos similares.

Moon indicó que ha habido un enorme daño nacional y que el dolor y las heridas que las personas sufrieron son muy grandes, dado que se confirmó que la corrupción y otras irregularidades de los dos expresidentes eran ciertas.

Además, señaló que los dos expresidentes niegan su falta de ética pasada y no aceptan los resultados de las sentencias judiciales.

Moon dijo que la decisión de otorgar indultos especiales a Park y Lee no será aceptada por el "sentido común del pueblo" y que él tampoco puede aceptarla.

Hay mucha especulación sobre la posibilidad de que Moon considere otorgar indultos a los dos expresidentes conservadores, desde que anunció un plan para dar prioridad política máxima, en 2021, a la "recuperación inclusiva" de la crisis del nuevo coronavirus. El legislador Lee Nak-yon, líder del gobernante Partido Democrático, también indicó a los periodistas que pediría al presidente la concesión de indultos especiales a los dos expresidentes para ayudar a promover la unidad nacional.

Moon aclaró que se estaba refiriendo a la urgencia de abordar el problema de la ampliación de la brecha social y económica en medio de la prolongada crisis del COVID-19.

El presidente desestimó la opinión de que Corea del Sur se está rezagando frente a otros países en la adquisición de las vacunas contra el nuevo coronavirus.

Moon indicó que la inoculación comenzará el próximo mes y que se espera que la primera fase del programa de vacunación se complete para septiembre.

Agregó que, para entonces, se alcanzará la inmunidad colectiva, en general, y que, una vez que se concluya la segunda ronda de vacunación, durante el cuarto trimestre del año, se conseguirá una inmunidad de grupo casi completa para noviembre, a más tardar.

Moon expresó que aún es prematuro discutir otra ronda de pagos de asistencia de emergencia, que requiere presupuestos suplementarios y la emisión de bonos estatales.

En cuanto a las crecientes preocupaciones sobre el alza de los precios de las viviendas, Moon indicó que el Gobierno planea expandir, este año, el suministro de viviendas a una escala que sobrepase las expectativas del mercado.

El líder surcoreano reconoció que los esfuerzos de su Gobierno para estabilizar el mercado de bienes raíces no resultaron ser exitosos, citando que hubo una demanda mayor de lo esperado, debido al incremento del número de hogares, principalmente hogares más pequeños.

El Ministerio de Tierra, Infraestructura y Transporte planea proveer pronto los detalles sobre un plan específico para aumentar el suministro de viviendas, especialmente en Seúl y las áreas circundantes, según Moon.

Asimismo, dejó claro su postura sobre otro asunto políticamente tenso: la disputa sobre la intención frustrada de tomar una acción disciplinaria contra el fiscal general, Yoon Seok-youl. Los simpatizantes de Moon consideran que Yoon ha violado su obligación de "neutralidad política", en un intento de bloquear la iniciativa de la reforma de la fiscalía del presidente.

Yoon no ha manifestado en público ninguna intención de unirse a los círculos políticos; sin embargo, varias encuestas de opinión muestran que Yoon es el favorito para convertirse en candidato presidencial por el bloque opositor.

En resumen, Moon explicó que Yoon es el fiscal general de la Administración Moon Jae-in y que no cree que esté ejecutando sus funciones con la política o un plan relacionado en mente.

Con respecto a Corea del Norte, Moon dijo que cree que el presidente del Comité de Asuntos de Estado norcoreano, Kim Jong-un, tiene la "voluntad para la paz, el diálogo y la desnuclearización.

Expresó que lo que Corea del Norte desea obtener es una garantía de seguridad infalible y normalizar las relaciones con Estados Unidos.

El presidente agregó que, aunque las dos Coreas han acordado una visita recíproca de Kim al Sur, su momento y formato pueden ser flexibles.

Mencionó que no cree que se necesite atenerse primero a su visita recíproca, agregando que desea sostener un encuentro con el líder norcoreano en cualquier momento y lugar.

Se espera que el próximo lanzamiento de la Administración Joe Biden, que no pondrá en segundo plano el tema de Corea del Norte, sirva de oportunidad para dar un nuevo comienzo tanto para las relaciones entre Pyongyang y Washington como para los lazos intercoreanos, indicó Moon.

El presidente dijo que la Declaración de Singapur, bajo la Administración Trump, fue una declaración muy importante en términos de la desnuclearización y el establecimiento de la paz en la península coreana.

En cuanto al enfrentamiento entre Seúl y Tokio a causa de la historia compartida, Moon trazó una línea entre las disputas prolongadas por la historia compartida y el esfuerzo para desarrollar las relaciones con miras al futuro.

Luego, planteó que ambos lados aborden tales problemas pendientes "por separado", como las restricciones bilaterales a las exportaciones, que están vigentes, los daños y perjuicios por el trabajo forzado y la compensación a las víctimas de la esclavitud sexual para las tropas japonesas durante la Segunda Guerra Mundial.

Moon mencionó el último fallo del tribunal surcoreano, que ordena a Japón pagar una compensación a cada una de las 12 "mujeres de consuelo" supervivientes.

El presidente enfatizó que la relación entre Corea del Sur y China es muy importante, expresando su deseo de que el presidente chino, Xi Jinping, realice un viaje a Corea del Sur en cuanto la situación del nuevo coronavirus se ponga bajo control.

El presidente surcoreano, Moon Jae-in (izda.), habla durante una conferencia de prensa de Año Nuevo, que tuvo lugar el 18 de enero de 2021, en la oficina presidencial, Cheong Wa Dae, en Seúl, y también vía videoconferencia.

nkim@yna.co.kr

(FIN)

Tamaño del texto

Ejemplo del tamaño de letra

A A

Guardado

COMPARTIR

Para obtener el enlace, pulse de forma prolongada la URL