Go to Contents

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

Buscar

Nacional

(AMPLIACIÓN) Más de 900 prisioneros serán puestos en libertad condicional para frenar el coronavirus

13/01/2021 21:47
Dos trabajadores médicos se encuentran fuera del centro de pruebas del Centro de Detención Dongbu, en el sudeste de Seúl, el 12 de enero de 2021.

Seúl, 13 de enero (Yonhap) -- Más de 900 prisioneros en Corea del Sur serán puestos bajo libertad condicional, esta semana, como parte de las medidas de precaución del Gobierno contra la propagación del coronavirus, según anunció este miércoles el Ministerio de Justicia.

El ministerio citó la necesidad de aliviar el hacinamiento en las instalaciones correccionales para una respuesta "estable y rápida" a las infecciones.

"La (medida de la) libertad condicional anticipada comenzará mañana", dijo el ministerio.

El ministerio dijo que redujo el criterio para la libertad condicional, especialmente para los prisioneros que son vulnerables al virus, incluidas las personas de edad avanzada y los presos con enfermedades subyacentes, además de los prisioneros con buena conducta.

Los presos que cumplen cadena perpetua y los agresores sexuales serán excluidos de la medida.

La medida tiene lugar mientras que el Gobierno ha estado luchando para contener la propagación del COVID-19 en las prisiones del país.

Previamente, el Gobierno dijo que extendería el período obligatorio de cuarentena, por una semana más, para los nuevos prisioneros entrantes, como parte de los esfuerzos adicionales para contener la propagación del coronavirus en los centros de detención.

Conforme a la nueva norma, los nuevos prisioneros deberán permanecer en aislamiento por tres semanas, antes de entrar a las instalaciones correcionales.

La Sede Central de Contramedidas por Desastre y de Seguridad (CDSCH, según sus siglas en inglés) anunció la serie de medidas reforzadas para las correccionales, dado que el brote en un centro de detención en Seúl ha resultado en más de 1.200 infecciones desde finales de noviembre.

El Centro de Detención Dongbu, en el sudeste de Seúl, se convirtió en el segundo mayor grupo de infecciones del país, tras las infecciones grupales conectadas a una secta religiosa minoritaria responsable del precoz aumento de los casos de COVID-19 en marzo del año pasado.

El centro de detención estuvo reubicando a sus prisioneros a otras regiones, para aliviar el hacinamiento y reducir los riesgos de infecciones. También se confirmaron algunos casos de los prisioneros que fueron trasladados de correccional a otras regiones.

A los nuevos presos se les realizarán pruebas rápidas de antígenos antes de comenzar su cuarentena y, también, se someterán a las pruebas de la reacción en cadena de la polimerasa (PCR) antes de acabar con la cuarentena. Los miembros del personal de las prisiones, así como los prisioneros, deberán utilizar mascarillas de protección facial y se deberán someter a las pruebas PCR todas las semanas.

Cuando surjan casos de coronavirus en las prisiones, los equipos de respuesta rápida serán enviados a los sitios para la rápida detección de posibles pacientes, a través del análisis de las cámaras de vigilancia y estudios epidemiológicos.

paola@yna.co.kr

(FIN)

Últimas noticias Nacional
Tamaño del texto

Ejemplo del tamaño de letra

A A

Guardado

COMPARTIR

Para obtener el enlace, pulse de forma prolongada la URL