Go to Contents

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

Buscar

Nacional

(2ª AMPLIACIÓN) Corea del Norte dice que Corea del Sur es responsable por la muerte del funcionario de pesca

30/10/2020 15:03
El 19 de octubre de 2020, un barco de la Armada surcoreana realiza una búsqueda del cadáver del funcionario de pesca surcoreano que fue asesinado a tiros por las tropas norcoreanas el mes pasado, en aguas frente a la isla fronteriza occidental de Yeonpyeong. (Fotografía proporcionada por el cuerpo de prensa. Prohibida su reventa y archivo)

Seúl, 30 de octubre (Yonhap) -- Corea del Norte ha dicho, este viernes, que Corea del Sur es la principal culpable de la muerte del funcionario de pesca surcoreano que fue asesinado en el mar, el mes pasado, debido a que Seúl no ejerció un "control adecuado" sobre su ciudadano.

Sin embargo, el Norte también dijo que tal incidente "accidental" no debería provocar una "catástrofe" en las relaciones intercoreanas. Agregó que hicieron todo lo posible para encontrar el cadáver del funcionario surcoreano, a fin de entregarlo a sus familiares, pero no tuvieron éxito.

El funcionario de pesca, de 47 años de edad, fue asesinado a tiros, el 22 de septiembre, por el Ejército norcoreano, mientras se encontraba a la deriva en aguas de Corea del Norte, en el mar Amarillo, según el Ejército surcoreano. El funcionario había desaparecido, el día previo, mientras trabajaba cerca de la isla occidental fronteriza de Yeonpyeong.

"Hablando explícitamente, el reciente incidente ignominioso en las aguas del mar Amarillo de Corea fue el resultado del control inadecuado del ciudadano por parte del Sur en la volátil zona conflictiva, en un momento en que hay tensión y peligro debido al virus vicioso que arrasa toda Corea del Sur", dijo la Agencia Central de Noticias de Corea del Norte (KCNA, según sus siglas en inglés).

La KCNA agregó que, por lo tanto, la culpa del incidente recae primero en el lado surcoreano.

La agencia dijo que Corea del Norte también hizo todo lo posible para recuperar el cadáver del funcionario, pero no ha tenido éxito.

Agregó que lamentan el incidente y han decidido tomar medidas necesarias constantes en el futuro, en el campo pertinente, aunque no explicó más detalles sobre las medidas.

La KCNA también dijo que el Norte "no desea ver la repetición de ningún precedente desagradable en el que un incidente accidental condujera a una catástrofe en las relaciones intercoreanas".

Corea del Sur ha instado a que se realicen esfuerzos rápidamente para una investigación conjunta sobre el asesinato.

La viceportavoz del Ministerio de Unificación surcoreano, Cho Hey-sil, solicitó, en una conferencia de prensa regular, que primero se reconecten las líneas directas militares intercoreanas para que pueda haber comunicación entre ambas partes.

Corea del Norte acusó a la principal oposición en Corea del Sur, el Partido del Poder del Pueblo, de utilizar el incidente como una oportunidad para lograr sus "sucios propósitos políticos" y difamar al Norte al plantear el asunto como un tema de "derechos humanos".

La KCNA dijo que las fuerzas conservadoras surcoreanas, que supuestamente valoran los "derechos humanos" de forma seria, no realizaron este tipo de declaraciones después del incidente en el que un ciudadano surcoreano fue asesinado a tiros, en el lado del Sur, mientras cruzaba un río, en la zona a lo largo de la Línea de Demarcación Militar, para entrar en Corea del Norte.

Al parecer, la agencia norcoreana se refiere al incidente del año 2013, cuando unos soldados surcoreanos asesinaron a tiros a un hombre que trataba de cruzar nadando el río Imjin para desertar al Norte.

La semana pasada, el relator especial de la ONU sobre la situación de los derechos humanos en Corea del Norte, Tomás Ojea Quintana, abordó el asunto, durante una reunión de la Asamblea General de la ONU, y denunció el asesinato del funcionario surcoreano por parte del Norte. También urgió a Pyongyang, previamente, este mes, a castigar a los responsables del asesinato del funcionario e indemnizar a su familia.

Poco después del incidente, en septiembre, el presidente del Comité de Asuntos de Estado norcoreano, Kim Jong-un, ofreció una disculpa inusualmente rápida, diciendo que "lamentaba mucho" causar una gran "decepción" al presidente surcoreano, Moon Jae-in, y a otros surcoreanos por el "desagradable" incidente.

Ambas Coreas, sin embargo, permanecen con diferencias sobre lo sucedido durante el incidente, incluido el hecho de si el cadáver del funcionario fue quemado o no. Pyongyang ha seguido sin responder a los llamamientos de Seúl para realizar una investigación conjunta.

Las relaciones intercoreanas han estado estancadas desde la cumbre entre Kim y el presidente estadounidense, Donald Trump, que terminó sin acuerdos, a principios del año pasado.

Las relaciones intercoreanas se enfriaron aún más recientemente, después de que Corea del Norte demoliera una oficina de enlace conjunta en su ciudad fronteriza de Kaesong y desconectara la comunicación transfronteriza, en protesta contra el envío, desde Corea del Sur, de panfletos anti-Pyongyang por parte de activistas.

ruy@yna.co.kr

(FIN)

Últimas noticias Nacional
Tamaño del texto

Ejemplo del tamaño de letra

A A

Guardado

COMPARTIR

Para obtener el enlace, pulse de forma prolongada la URL