Go to Contents

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

Buscar

Nacional

Biden promete no extorsionar a Corea del Sur con amenazas de retirada de tropas

30/10/2020 15:56
La foto de AFP muestra al candidato presidencial demócrata de EE. UU., Joe Biden, hablando en un mitin político, el 27 de octubre de 2020 (hora local), en Warm Springs, Georgia. (Prohibida su reventa y archivo)

Washington, 29 de octubre (Yonhap) -- El candidato presidencial demócrata de Estados Unidos, Joe Biden, ha prometido, el jueves (hora local), fortalecer la alianza con Corea del Sur, en lugar de "extorsionar a Seúl con amenazas imprudentes" de retirar las tropas estadounidenses, y mantener la presión para la desnuclearización de Corea del Norte a través de una "diplomacia de principios".

Biden realizó la promesa en un artículo especial exclusivo para la Agencia de Noticias Yonhap, a pocos días de las elecciones presidenciales de EE. UU., en el que citó el eslogan en coreano de la alianza Seúl-Washington, "Katchi Kapshida", que significa "Vamos juntos".

"Como presidente, apoyaré a Corea del Sur fortaleciendo nuestra alianza para salvaguardar la paz en Asia del Este y el resto del mundo, en lugar de extorsionar a Seúl con amenazas imprudentes de retirar a nuestras tropas", dijo Biden, en el artículo titulado "Esperanza para un futuro mejor"

Señaló que empleará una diplomacia de principios y seguirá presionando para conseguir la desnuclearización de Corea del Norte y la unificación de la península coreana, mientras que trabajará para reunir a los estadounidenses de etnia coreana que llevan separados, desde hace décadas, de sus seres queridos, quienes se encuentran en Corea del Norte.

La primera contribución de Biden a un medio de comunicación surcoreano en el año electoral se produjo cuatro días antes de que se celebren las elecciones de una de las carreras presidenciales más polémicas en la historia moderna de Estados Unidos, en la que se enfrenta al presidente actual, Donald Trump.

El candidato recordó su visita a la Zona Desmilitarizada (DMZ, según sus siglas en inglés), en 2013, en la frontera intercoreana, señalando que nunca olvidará estar a menos de 30 metros de distancia de Corea del Norte con su nieta, Finnegan Biden, a su lado. Agregó que sintió el dolor de la división de la península coreana y la separación de las familias desde la Guerra de Corea.

Asimismo, dijo que fue una experiencia más intensa, debido a que, anteriormente, ese mismo día, había colocado una guirnalda de flores en el Monumento Conmemorativo de la Guerra de Corea para rendir tributo a los 36.574 soldados estadounidenses caídos en el conflicto, enfatizando que la alianza entre los dos países está "forjada en sangre".

Biden elogió la manera milagrosa en que Corea del Sur surgió de las cenizas de la guerra para convertirse en un "ejemplo brillante" de una democracia próspera y una potencia económica. Señaló que Corea del Sur también ha sido líder a nivel mundial en la lucha contra el COVID-19 y una fuerte aliada en la región, para promover la prosperidad, seguridad y valores conjuntos, y enfrentarse a los desafíos globales.

La foto de archivo, tomada el 8 de diciembre de 2013, muestra al entonces vicepresidente de EE. UU., Joe Biden (segundo por la izda.), junto con su nieta, Finnegan Biden, observando Corea del Norte a través de unos binoculares, durante una visita a un puesto de guardia cerca de la DMZ, que separa a las dos Coreas. (Foto del cuerpo de prensa) (Prohibida su reventa y archivo)

Biden dijo que los alrededor de 2 millones de estadounidenses de etnia coreana han realizado "innumerables" contribuciones al país norteamericano, especialmente durante los tiempos difíciles actuales en los que Estados Unidos se encuentra en una encrucijada, enfrentándose a una pandemia, una recesión y una elección que "decidirá el futuro" del país durante mucho tiempo.

Señaló que, durante más de un siglo, los estadounidenses de etnia coreana han fortalecido a EE. UU., desde los primeros inmigrantes en Hawái, que llegaron el 13 de enero de 1903, hasta los emprendedores y empresarios en ascenso que contribuyen al progreso del país.

Biden prometió realizar esfuerzos para ayudar a todos los inmigrantes, incluidos los surcoreanos simpapeles.

Aseguró que ha luchado toda su carrera para apoyar a las familias inmigrantes trabajadoras que llegaron a Estados Unidos para "construir una vida mejor". Añadió que trabajará para arreglar el sistema de inmigración imperfecto de EE. UU., proporcionar una hoja de ruta para que los inmigrantes surcoreanos indocumentados obtengan la ciudadanía y reconocer como estadounidenses a las decenas de miles de surcoreanos adoptados.

Las elecciones de EE. UU. están siendo monitorizadas estrechamente por Corea del Sur, debido a que tendrán un profundo impacto en la forma en que Washington lidia con una serie de asuntos clave entre los dos países, incluida la desnuclearización de Corea del Norte.

Trump ha sostenido tres reuniones históricas con el presidente del Comité de Asuntos de Estado norcoreano, Kim Jong-un, convirtiéndose en el primer presidente de EE. UU. en funciones en reunirse con un líder norcoreano, al celebrar la primera cumbre entre los dos países, en junio de 2018.

Biden insiste en que las tres reuniones entre Kim y Trump, que se realizaron sin "planes bien pensados", no han logrado nada, excepto dar al líder norcoreano el reconocimiento global que tanto había deseado.

También mantiene que las relaciones de EE. UU. con sus aliados clave, incluida Corea del Sur, se han deteriorado considerablemente con la Administración Trump.

Biden dijo, previamente, en una entrevista para el programa "60 Minutes" (60 minutos) de la emisora de televisión estadounidense CBS News, que Trump acoge con agrado a cada dictador que vislumbra y "mete el dedo en el ojo" de todos los aliados de EE. UU.

Trump ha criticado frecuentemente a los aliados de Washington, incluida Corea del Sur, calificándolos de "aprovechados".

El presidente estadounidense dijo, previamente, el jueves (hora local), en un mitin político, en Tampa, Florida, que, en muchos aspectos, los aliados de Washington lo tratan peor que sus enemigos, señalando que, al menos, ante el enemigo mantienen la guardia alta. Añadió que es "vergonzoso" lo que los aliados han hecho a EE. UU. en términos de protección militar y comercio.

Se considera que la Administración Trump está utilizando la potencial reducción del número de soldados de las Fuerzas Armadas Estadounidenses en Corea del Sur (USFK) como una baza de negociación en sus discusiones con Seúl, para establecer el monto de la contribución del país asiático para mantener a los 28.500 soldados estadounidenses en su territorio.

Corea del Sur ha ofrecido incrementar su contribución anual hasta un 13 por ciento con respecto a los 870 millones de dólares pagados bajo el acuerdo del año pasado; sin embargo, las negociaciones se encuentran estancadas actualmente, dado que, según se informa, Washington está pidiendo un incremento del 50 por ciento, hasta los 1.300 millones de dólares. También se había reportado que Trump demandó, originalmente, 5.000 millones de dólares anuales.

La imagen, capturada del sitio web de la emisora de televisión estadounidense CBS, muestra al candidato presidencial demócrata, Joe Biden, hablando durante una entrevista para el programa "60 Minutes" de CBS News, que fue emitido el 25 de octubre de 2020. (Prohibida su reventa y archivo)

ruy@yna.co.kr

(FIN)

Últimas noticias Nacional
Tamaño del texto

Ejemplo del tamaño de letra

A A

Guardado

COMPARTIR

Para obtener el enlace, pulse de forma prolongada la URL