Go to Contents

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

Buscar

Nacional

(3ª AMPLIACIÓN) Los casos nuevos de coronavirus vuelven a aumentar en dos dígitos y se reporta una nueva infección grupal en Busan

14/10/2020 15:54
Los aficionados asisten a un partido de la temporada regular de la Organización de Béisbol de Corea del Sur, entre los Hanwha Eagles y los Doosan Bears, el 13 de octubre de 2020, en el estadio de Jamsil, en el este de Seúl. El Gobierno alivió las normas de distanciamiento social por el coronavirus, permitiendo que las ligas deportivas admitan multitudes de hasta el 30 por ciento de la capacidad del estadio.

Seúl, 14 de octubre (Yonhap) -- Los casos adicionales del nuevo coronavirus en Corea del Sur han aumentado en dos dígitos, este miércoles, en medio de las preocupaciones de que una nueva infección grupal en la ciudad portuaria sureña de Busan podría convertirse en un brote masivo.

El país añadió 84 casos de COVID-19, incluidas 53 infecciones locales, lo que elevó el total de casos a 24.889, según la Agencia para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea del Sur (KDCA, según sus siglas en inglés). La cifra supone un descenso frente a los 102 casos reportados el martes.

El número de nuevas infecciones locales también registró un descenso frente a las 69 del día anterior.

Sin embargo, se detectaron, posteriormente, las infecciones de más de 50 pacientes y trabajadores de un sanatorio, en Busan, las cuales no fueron incluidas en el conteo oficial publicado este miércoles.

Las autoridades dijeron que 43 pacientes y nueve miembros del personal del sanatorio dieron positivo en la prueba del coronavirus. Agregaron que uno de los pacientes infectados ha fallecido.

La infección masiva se detectó después de que una auxiliar de enfermería quincuagenaria diera positivo, el martes, en la prueba del COVID-19, lo que provocó que las autoridades realizaran exámenes de coronavirus sobre los 262 pacientes y trabajadores del lugar.

Las autoridades sanitarias también dijeron que planean realizar pruebas de COVID-19 sobre todos los pacientes y miembros del personal de los sanatorios e instituciones para enfermos mentales en el área metropolitana de Seúl.

Se espera que el número de tales pruebas alcance alrededor de 160.000, dijo la KDCA, añadiendo que, posteriormente, se podrían realizar más exámenes en otras partes del país.

Las autoridades sanitarias insinuaron que el conteo diario del jueves podría sufrir un repunte, debido a la infección grupal de Busan.

Un trabajador de desinfección entra en un sanatorio, el 14 de octubre de 2020, en el vecindario de Mandeok, en la ciudad portuaria sureña de Busan.

Corea del Sur alivió, el lunes, la mayoría de sus restricciones estrictas sobre las actividades diarias, ya que no se han reportado brotes masivos tras la festividad del Chuseok -el equivalente coreano al Día de Acción de Gracias-, junto con otra festividad de tres días para celebrar el Día del Hangeul.

El país sufrió, a mediados de agosto, un importante repunte en los casos de COVID-19, los cuales estuvieron vinculados, en gran parte, a una iglesia en el norte de Seúl.

Las autoridades sanitarias dijeron que creen que las secuelas de las dos importantes festividades no fueron tan graves.

Sin embargo, un total de 20 escuelas del país fueron clausuradas, este miércoles, después de que se detectaran las infecciones de otros dos estudiantes, dijo la KDCA.

La cifra de casos nuevos diarios se disparó hasta 441, el 27 de agosto, lo que supuso un fuerte aumento en comparación con los 103 reportados el 13 del mismo mes, y se mantuvo en tres dígitos hasta el 20 de septiembre, cuando se reportaron 82.

Pese a algunos altibajos, la mayoría de las infecciones diarias rondaron los 100 casos, posteriormente.

En virtud de las medidas aliviadas de distanciamiento social, las instalaciones de alto riesgo, como los clubs nocturnos, salas de karaoke, bares y bufés a nivel nacional, incluida el área metropolitana de Seúl, pueden volver a operar de forma regular. Sin embargo, están obligadas a seguir las medidas de prevención epidemiológica, como el uso de mascarillas por los presentes, así como el registro de entradas.

Además, las ligas deportivas solo pueden admitir multitudes de hasta el 30 por ciento de la capacidad del estadio.

Las autoridades dijeron que están considerando incrementar el límite hasta el 50 por ciento de capacidad en los eventos deportivos profesionales, a partir de noviembre.

Desde las primeras horas del día, las personas están obligadas a usar mascarillas en el transporte público, instalaciones médicas y manifestaciones. Los infractores podrán recibir una multa, a partir de noviembre, tras el período de gracia de un mes.

Entre los casos nuevos locales, 23 fueron registrados en Seúl, 15 en la provincia circundante de Gyeonggi y 8 en la ciudad portuaria de Incheon, al oeste de Seúl.

Busan reportó dos casos adicionales, mientras que la ciudad central de Daejeon informó cuatro pacientes más.

El número de casos ligados con un evento de ventas puerta a puerta, en el distrito de Songpa, en el sureste de Seúl, alcanzó los siete, lo que supone un aumento de seis frente al día previo.

Un sanatorio en Uijeongbu, al norte de Seúl, reportó un caso adicional, lo que llevó su total a 61.

Se informaron 10 infecciones adicionales vinculadas con una reunión entre amigos en el distrito de Yeongdeungpo, sumando un total de 11. Asimismo, se detectaron cinco casos más relacionados con una reunión familiar en la provincia de Gyeonggi, lo que elevó el total a 23.

Los casos locales de COVID-19 con rutas de infección desconocidas abarcaron el 17,5 por ciento de las infecciones diarias reportadas en las dos últimas semanas.

Asimismo, el país añadió 31 casos importados -29 extranjeros y dos surcoreanos-, lo que supone un descenso frente a los 33 reportados el día anterior. Aún así, la cifra se situó sobre el umbral de 30 por segundo día consecutivo.

Entre los nuevos casos importados, 14 fueron detectados en los puntos de control de cuarentena de los aeropuertos y puertos marítimos, dijo la KDCA.

Trece de los casos procedentes del extranjero fueron de Estados Unidos, cinco de Filipinas y tres de Japón.

Corea del Sur informó cuatro muertes adicionales por COVID-19, lo que elevó el total de fallecimientos a 438. La tasa de mortalidad alcanzó el 1,76 por ciento.

El número de pacientes de COVID-19 en estado grave o crítico llegó a 85, según la KDCA, lo que supone un descenso de seis frente al día anterior.

El total de personas dadas de alta de la cuarentena tras recuperarse completamente se situó en 23.030, lo que representa un aumento de 167 personas con respecto al día previo.

El embajador surcoreano ante la ONU, Cho Hyun, presenta un informe de gestión, durante una inspección parlamentaria de su misión, el 14 de octubre de 2020, en la Asamblea Nacional, en Seúl. Es la primera vez que las inspecciones parlamentarias de las misiones en el extranjero se han realizado en línea, debido a la pandemia del coronavirus.

ruy@yna.co.kr

(FIN)

Últimas noticias Nacional
Tamaño del texto

Ejemplo del tamaño de letra

A A

Guardado

COMPARTIR

Para obtener el enlace, pulse de forma prolongada la URL