Go to Contents

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

Buscar

Nacional

(2ª AMPLIACIÓN) La región central de Corea del Sur presencia la temporada de lluvias más duradera de la que se tenga registro de 49 días

11/08/2020 22:02
La fotografía, tomada el 11 de agosto de 2020, muestra unas obras para restaurar un mercado tradicional que ha sufrido daños por las inundaciones, en la comarca de Gurye, en la provincia de Jeolla del Sur. Toda la comarca se inundó por las fuertes lluvias.

Seúl, 11 de agosto (Yonhap) -- La temporada anual de lluvias en Corea del Sur ha cumplido 49 días de duración, convirtiéndose en la más larga de la que se tenga registro, y está a punto de establecer un nuevo récord dado que se pronostican más precipitaciones hasta mediados de agosto.

La temporada de monzones, la cual comenzó el 24 de junio, empató el récord previo de 49 días, establecido en 2013, según la Administración Meteorológica de Corea del Sur (KMA, según sus siglas en inglés), y continuará hasta el 16 de agosto en Seúl, la provincia de Gyeonggi y la región occidental de la provincia de Gangwon.

En la isla turística de Jeju, en el sur del país, la temporada de lluvias duró 49 días, del 10 de junio al 28 de julio, rompiendo el récord previo de 47 días, establecido en 1998.

La fotografía, proporcionada, el 10 de agosto de 2020, por el Ministerio de Tierra, Infraestructura y Transporte, muestra a unos funcionarios inspeccionando una carretera arrastrada parcialmente por las lluvias torrenciales, en Namwon, en la provincia de Jeolla del Norte.

La temporada de lluvias inusualmente prolongada está provocada por el cambio climático y el resultante calentamiento del aire, que retiene más humedad y provoca lluvias más fuertes.

La lluvia estacional, que ha azotado particularmente la región central, con fuertes aguaceros, en agosto, ha tenido graves consecuencias. Las fuertes lluvias han provocado 33 muertes y nueve desapariciones, así como causado daños en 17.958 instalaciones. Asimismo, casi 7.600 damnificados han sido desplazados de sus hogares.

Según el análisis hecho por la KMA sobre un período de 22 días, desde el 20 de julio hasta el 10 de agosto, el país experimentó lluvias torrenciales de más de 150 milímetros durante 15 días. Además, hubo una precipitación de 460 milímetros en un día, en Goseong, en la provincia de Gangwon.

El puente de Jamsu, en el río Hangang, en Seúl, se muestra inundado por octavo día consecutivo, el 10 de agosto de 2020, en medio de las constantes lluvias torrenciales.

Mientras tanto, el tifón Jangmi, el primero en afectar el país esta temporada, tocó tierra en la isla suroriental de Geoje, el lunes por la tarde, provocando intensas lluvias en las regiones central y del sur. El tifón menguó hasta convertirse en un ciclón extratropical, alrededor de las 5:00 p.m., mientras que se movió más de 10 kilómetros al noroeste de la ciudad cercana de Ulsan. No se reportaron daños graves.

Sin embargo, para este martes se prevén más precipitaciones en la región central, las provincias de Jeolla del Norte y del Sur y Gyeongsang del Norte, debido, en parte, al nuevo tifón, Mekkhala, que se formó en el mar de China Meridional, el día previo. La KMA dijo que es poco probable que la tormenta pase por la península coreana.

La foto, tomada el 10 de agosto de 2020, muestra un parque a lo largo del río Hangang, que divide Seúl, después de que el río se desbordase por las fuertes lluvias.

Debido a que llovió a cántaros en Seúl y la provincia de Gyeonggi durante la noche, causando que el nivel del agua del río Hangang sobrepasara el límite de control de inundación, de 4,4 metros, la ciudad ha bloqueado el tráfico en los cruces de Yeouido en la autopista Olímpica que conecta la ciudad, Gimpo y Hanam. La prohibición de viaje sobre la sección entre el puente de Gayang y el puente de Dongjak, en la autopista, fue levantada, este martes por la tarde, tras haber estado bloqueada durante unas cuantas horas este martes por la mañana.

El puente de Jamsu, que conecta los distritos de Yongsang y Seocho, ha permanecido cerrado desde el 2 de agosto, luego de que el agua sobrepasara constantemente el nivel de control de inundaciones, de 6,2 metros.

Una casa de dos pisos, en el distrito central de Dongdaemun, en Seúl, se encuentra colapsada, el 11 de agosto de 2020, debido a las lluvias torrenciales que azotaron la ciudad.

Este martes por la mañana, el acceso a las partes bajas de la intersección de Seongsu y el paso subterráneo de Surak, en la autopista de Dongbu, también estaban prohibidas.

Las entradas y aceras peatonales de los 27 arroyos en Seúl han sido cerradas por preocupaciones sobre la seguridad pública.

También se han emitido alertas por deslizamientos de tierra en los distritos septentrionales de Nowon y Gangbuk, así como en el distrito oriental de Jungnang, y las autoridades ordenaron a los residentes que viven en las laderas de las montañas evacuar a un lugar más sólido.

La fotografía, tomada el 11 de agosto de 2020, muestra una isla artificial con forma de corazón, hecha con plantas acuáticas, anclada en el lago Uiam, en Chuncheon, a 85 kilómetros al este de Seúl. La isla es una de las dos islas artificiales que la ciudad creó para el turismo, mientras que la otra fue arrasada debido a las fuertes lluvias que cayeron seis días atrás.

Este martes por la madrugada, las lluvias torrenciales destruyeron el techo de una casa en el distrito de Yeongdeungpo, en el oeste de Seúl, atrapando de forma temporal a un hombre sexagenario, que fue rescatado ileso posteriormente. El lunes por la noche, una casa de dos pisos en el distrito central de Dongdaemun también se colapsó. Nadie resultó herido.

La agencia meteorológica advirtió de que continuarán, hasta la noche, las fuertes lluvias en Seúl -que registró casi 200 milímetros de lluvia durante los dos últimos días-, así como en las ciudades adyacentes, pidiendo a las personas que permanezcan vigilantes contra las inclemencias meteorológicas.

Un agricultor mira unos melocotones estropeados por las fuertes lluvias, el 10 de agosto de 2020, en un huerto de Hwasun, en la provincia suroccidental de Jeolla del Sur.

adrian@yna.co.kr

(FIN)

Últimas noticias Nacional
Tamaño del texto

Ejemplo del tamaño de letra

A A

Guardado

COMPARTIR

Para obtener el enlace, pulse de forma prolongada la URL