Go to Contents

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

Buscar

Últimas noticias

Enviado de EE. UU.: Es poco probable que la cumbre entre Kim y Trump se celebre antes de las elecciones presidenciales de EE. UU.

30/06/2020 10:18
La foto de archivo, proporcionada por EPA, muestra al subsecretario de Estado de EE. UU., Stephen Biegun. (Prohibida su reventa y archivo)

Washington, 29 de junio (Yonhap) -- El enviado principal de EE. UU. para los asuntos de Corea del Norte ha dicho, el lunes (hora local), que es poco probable que se celebre otra cumbre entre el presidente del Comité de Asuntos de Estado norcoreano, Kim Jong-un, y el presidente estadounidense, Donald Trump, antes de las elecciones presidenciales de noviembre en el país norteamericano.

El subsecretario de Estado de EE. UU., Stephen Biegun, quien también funge como jefe negociador en los diálogos de desnuclearización con Corea del Norte, realizó las declaraciones durante un foro virtual organizado por el Fondo Marshall Alemán de los Estados Unidos, un centro de investigación con sede en Washington.

"Pienso que es poco probable entre este momento y las elecciones de EE. UU.", dijo Biegun cuando se le preguntó sobre la posibilidad de que Kim y Trump se reúnan de nuevo.

Agregó que es difícil imaginar que se presenten las circunstancias para celebrar una cumbre internacional presencial en el período previo a las elecciones, considerando también la crisis global del COVID-19; sin embargo, existe el compromiso entre las dos partes y están preparados para realizarla en algún momento.

Kim y Trump se han reunido tres veces, desde junio de 2018, para tratar de llegar a un acuerdo sobre el desmantelamiento del programa nuclear de Pyongyang a cambio de concesiones de Washington.

Sin embargo, las negociaciones a nivel de trabajo no han logrado progresar, en medio de las amplias diferencias sobre el alcance de la desnuclearización de Corea del Norte y el alivio de las sanciones por parte de EE. UU.

Biegun expresó su frustración debido a que los funcionarios norcoreanos no han sido autorizados para discutir el programa de armas nucleares en las reuniones.

La última vez que ambas partes se reunieron fue en octubre, en Suecia.

El subsecretario dijo que llegar a un acuerdo con Corea del Norte dependerá de los norcoreanos, no solo de los estadounidenses. Agregó que EE. UU. ha presentado un plan bastante robusto y detallado, por lo que, si los norcoreanos deciden involucrarse de manera activa en la negociación, podrán lograr un progreso de forma muy rápida.

Biegun dijo que el objetivo de EE. UU. sigue siendo la desnuclearización final y completa de la península coreana. Añadió que, en efecto, creen que hay un futuro mucho más prometedor disponible para todas las personas de la península coreana.

El enviado señaló que, dadas las dificultades económicas en Corea del Norte, que probablemente empeorarán, es desconcertante ver que el régimen se niega a involucrarse "a nivel político".

Las presiones sobre el régimen son inmensas y este sigue priorizando el gasto de sus recursos en sus capacidades militares, por lo que esto requiere que EE. UU. mantenga una postura completamente disuasiva, como lo ha hecho y lo seguirá haciendo, dijo Biegun, refiriéndose a la postura de preparación del Ejército estadounidense para responder a cualquier agresión de Corea del Norte. El subsecretario aclaró que seguirán dejando la puerta abierta para la diplomacia.

Agregó que creen que todavía hay tiempo para que Corea del Norte y EE. UU. logren un progreso substancial en la dirección que ambas partes desean.

Trump no se ha pronunciado públicamente sobre Corea del Norte, a medida que está lidiando con la pandemia del nuevo coronavirus y su campaña de reelección, pese a haber hecho alarde, previamente, de sus reuniones con Kim como una victoria de política exterior que evitó la guerra con el Norte.

La semana pasada, el exasesor de seguridad nacional de la Administración Trump, John Bolton, escribió relatos condenatorios sobre los encuentros entre Kim y el presidente estadounidense, en su libro de memorias recién publicado, "The Room Where It Happened" (La habitación donde sucedió).

Según el libro, Trump dijo al presidente surcoreano, Moon Jae-in, antes de su tercera reunión con Kim en la Zona Desmilitarizada (DMZ, según sus siglas en inglés), en junio de 2019, que podría solicitar que la próxima cumbre Corea del Norte-EE. UU. sea después de las elecciones estadounidenses.

La foto de archivo, tomada el 30 de junio de 2019, muestra al líder norcoreano, Kim Jong-un (dcha.), y al presidente estadounidense, Donald Trump, posando ante las cámaras antes de sostener unos diálogos en la Casa de la Libertad, localizada en lado sur de la aldea de la tregua de Panmunjom, en la DMZ, que separa a las dos Coreas.

ruy@yna.co.kr

(FIN)

Tamaño del texto

Ejemplo del tamaño de letra

A A

Guardado

COMPARTIR

Para obtener el enlace, pulse de forma prolongada la URL