Go to Contents

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

Buscar

Últimas noticias

(AMPLIACIÓN) Corea del Norte dice que su objetivo es desarrollar una fuerza 'más confiable' contra las amenazas de EE. UU.

12/06/2020 09:48
La fotografía, tomada, el 13 de junio de 2018, del diario norcoreano Rodong Sinmun, muestra al presidente del Comité de Asuntos de Estado norcoreano, Kim Jong-un (izda.), estrechando la mano del presidente estadounidense, Donald Trump, antes de una cumbre realizada, el 12 de junio del mismo año, en Singapur. (Prohibida su reventa y archivo)

Seúl, 12 de junio (Yonhap) -- Corea del Norte ha dicho, este viernes, que su objetivo es desarrollar una fuerza "más confiable" contra las prolongadas amenazas militares de Estados Unidos, cuando los dos países celebraron el segundo aniversario de la primera cumbre de la historia entre sus dos líderes.

El ministro de Asuntos Exteriores norcoreano, Ri Son-gwon, realizó el comentario, añadiendo que Pyongyang "nunca más" proporcionará a EE. UU. "otra oferta" que el presidente Donald Trump pueda usar para presumir como sus logros.

"El objetivo estratégico de seguridad de la RPDC es desarrollar una fuerza más confiable para hacer frente a las amenazas prolongadas de EE. UU. Este es nuestro mensaje de respuesta para EE. UU. con motivo del segundo aniversario del 12 de junio", dijo Ri en una entrevista con la Agencia Central de Noticias de Corea del Norte (KCNA, según sus siglas en inglés).

La RPDC son las siglas de la República Popular Democrática de Corea, el nombre oficial de Corea del Norte.

Ri agregó que lo que llama la atención es que la esperanza para unas relaciones mejoradas entre la RPDC y EE. UU., que estaba por las nubes bajo la atención mundial hace dos años, ahora se ha convertido en desesperación.

El ministro expresó su enojo sobre el estancamiento de las relaciones bilaterales desde la cumbre de Singapur y acusó a Washington de enfocarse solo en hablar sobre "logros políticos" sin tomar medidas reales para cumplir los acuerdos.

Señaló que la cuestión es determinar si será necesario seguir agarrados de las manos, que se estrecharon en Singapur, ya que notan que no hay una mejora fáctica en las relaciones RPDC-EE. UU. que se pueda lograr simplemente con mantener las relaciones personales entre el presidente del Comité de Asuntos de Estado norcoreano, Kim Jong-un, y Trump.

Ri dijo que, en retrospectiva, todas las prácticas de la Administración estadounidense actual, hasta el momento, no son nada más que para acumular logros políticos. Añadió que nunca más le proporcionarán a Trump otra oferta para ser utilizada para sus logros sin recibir nada a cambio.

El líder norcoreano y Trump se reunieron en Singapur, el 12 de junio de 2018, para negociar el desmantelamiento del programa de armas nucleares de Corea del Norte a cambio de un alivio de las sanciones y otras concesiones.

En la primera cumbre entre los mandatarios en activo de los dos países se produjo una declaración conjunta, donde el Norte se comprometió a "trabajar para la desnuclearización completa de la península coreana" a cambio de garantías de seguridad de EE. UU.

Ambas partes también acordaron trabajar juntas para mejorar las relaciones bilaterales, construir un régimen de paz duradero y estable en la península y repatriar los restos de los soldados estadounidenses que perdieron la vida en la Guerra de Corea de 1950-53.

Sin embargo, las negociaciones posteriores para el seguimiento de los acuerdos se han estancado, debido a las amplias diferencias sobre el alcance de la desnuclearización de Corea del Norte y el alivio de las sanciones por parte de EE. UU., así como por la determinación de la secuencia de las medidas. Trump y Kim mantuvieron su segunda cumbre en febrero del año pasado, pero no lograron llegar a un acuerdo.

Ri dijo que la Administración estadounidense, durante los dos años de prácticas totalmente injustas y anacrónicas, puso al descubierto que su tan aclamada mejora en las relaciones entre la RPDC y EE. UU. no significa otra cosa que un cambio de régimen, conseguir garantías de seguridad contra un ataque nuclear preventivo sin cuartel y generar confianza para su búsqueda permanente del aislamiento y sofocación de la RPDC.

El ministro señaló que tales hechos vuelven a probar de forma clara que, a menos que la política hostil de EE. UU. contra la RPDC, arraigada durante más de 70 años, sea eliminada radicalmente, Washington seguirá siendo, como siempre, una amenaza a largo plazo para el Estado, el sistema y el pueblo norcoreano.

ruy@yna.co.kr

(FIN)

Tamaño del texto

Ejemplo del tamaño de letra

A A

Guardado

COMPARTIR

Para obtener el enlace, pulse de forma prolongada la URL