Go to Contents

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

Buscar

Últimas noticias

(AMPLIACIÓN) El caso del delincuente sexual de Telegram es enviado a la fiscalía

25/03/2020 20:28
Cho Ju-bin, el principal sospechoso en un caso de extorsión masivo en el servicio de mensajería Telegram, habla con los reporteros, el 25 de marzo de 2020, en la estación de policía de Jongno, en el centro de Seúl.

Seúl, 25 de marzo (Yonhap) -- El hombre sospechoso de extorsionar a decenas de víctimas, incluidas menores de edad, para que realizaran actos sexuales violentos, que fueron grabados, y vender el contenido en salas grupales de chat del servicio de mensajería Telegram, ha sido entregado, este miércoles, a la fiscalía, para una mayor investigación.

Se sabe que al menos 74 personas, incluidas 16 mujeres menores de edad, fueron víctimas del delito, conocido como "el caso de la sala Enésima", en el cual, el principal sospechoso, Cho Ju-bin, atrajo, supuestamente, a las víctimas para que se tomaran fotos comprometedoras, obligándolas después a realizar actos sexuales más grotescos.

Hasta ahora, la policía ha arrestado a 126 personas relacionadas con el caso. Entre ellas, se ha detenido formalmente a 19 personas, incluido Cho.

La Agencia de Policía Metropolitana de Seúl envió el caso de Cho a la Oficina de la Fiscalía del Distrito Central de Seúl por cargos que incluyen la violación de la ley de protección de niños y jóvenes contra delitos sexuales.

El hombre, de 24 años, cuyo nombre y foto fueron publicados el martes, apareció públicamente, esta mañana, cuando fue transferido a la fiscalía desde una unidad de detención en la estación de policía de Jongno, en el centro de la capital.

Cho, que llevaba un collarín y una venda en la cabeza, dijo que se disculpaba genuinamente con todos los que han sufrido los daños que causó, incluidos el presidente de la emisora por cable JTBC, Sohn Suk-hee, el exalcalde de la ciudad suroriental de Gwangju, Yoon Jang-hyeon, y el periodista Kim Woong.

Todavía se desconoce por qué mencionó los nombres de los tres hombres. Sohn es presidente de la cadena de televisión por cable surcoreana JTBC, y Yoon es un exalcalde de la ciudad suroccidental de Gwangju. Kim es una periodista independiente involucrado en una pelea legal con Sohn por un accidente de coche.

La policía confirmó que los tres son irrelevantes en el caso de abuso sexual, diciendo que están buscando posibilidades de que puedan ser víctimas de casos de fraude separados que involucren a Cho.

JTBC confirmó que Cho se acercó a Sohn, quien afirmó que Kim le había pagado para dañar a Sohn y su familia. El antiguo presentador de noticias le pagó a Cho en el proceso para verificar la reclamación de Cho, según dijo la compañía, sin especificar el monto.

El sospechoso agradeció por frenar la vida de un demonio que no podía ser detenido. Sin embargo, no respondió a las preguntas sobre si reconoce los cargos o si siente remordimientos por sus supuestos actos.

Fuera de la estación de policía, algunas personas protestaron con gritos, deseando al sospechoso que sufra de dolor y pidiendo a las autoridades que le impongan el castigo legal más severo posible.

El escándalo, que se ha vuelto famoso por su brutalidad extrema, ha conmocionado a la nación y provocado un torrente de dolor y rabia.

Más de 5 millones de peticiones firmadas en una plataforma en línea administrada por la oficina presidencial y etiquetas en las redes sociales están urgiendo a las autoridades a revelar a todos los miembros de las salas de chat y castigarlos fuertemente.

Se sabe que alrededor de 260.000 personas, incluidos miembros superpuestos en diferentes salas de chat, se unieron a grupos de chat en servicios de mensajería, como Telegram y Discord.

El presidente Moon Jae-in ha prometido adoptar un enfoque severo en la lucha contra los delitos sexuales digitales, que han evolucionado a raíz de los desarrollos tecnológicos y el, a menudo, entorno de la anonimidad del usuario en las plataformas digitales.

Moon describió los actos de los delincuentes como un comportamiento "cruel" que destruyó la vida de las víctimas y dijo que comprende la furia pública "justificable".

Este miércoles, la policía estableció una unidad especial centrada en delitos sexuales digitales para fortalecer la cooperación con las autoridades policiales y las empresas de tecnología en el extranjero para localizar mejor a los perpetradores.

La fiscalía también estableció un grupo de trabajo de 21 miembros, con investigadores de equipos que se especializan en crímenes contra los niños y jóvenes y, también, en la recuperación de ganancias obtenidas ilegalmente de los delincuentes.

Presuntamente, Cho ganó cientos de millones de wones en criptomonedas cobrando hasta 1,5 millones de wones (1.213 dólares).

adrian@yna.co.kr

(FIN)

Tamaño del texto

Ejemplo del tamaño de letra

A A

Guardado

COMPARTIR

Para obtener el enlace, pulse de forma prolongada la URL