Go to Contents
Buscar

Últimas noticias

(3ª AMPLIACIÓN) La fiscalía realiza una redada en la oficina presidencial para investigar a un antiguo teniente de alcalde

04/12/2019 19:56
Los reporteros esperan frente a Cheong Wa Dae, en Seúl, el 4 de diciembre de 2019, mientras que la fiscalía realiza una redada, en una de las oficinas del recinto, relacionada con su investigación a un antiguo teniente de alcalde.

Seúl, 4 de diciembre (Yonhap) -- La oficina del presidente Moon Jae-in, Cheong Wa Dae, ha confirmado este miércoles que los fiscales estatales han ejecutado una orden de registro emitida por un tribunal para la oficina en relación con su investigación del presunto encubrimiento de una inspección a un antiguo teniente de alcalde quien se enfrenta a cargos de soborno.

Un equipo de investigadores de la Fiscalía del Distrito Oriental de Seúl realizó la operación y la oficina de Moon "cooperó fielmente", de acuerdo con los procedimientos pertinentes, según la portavoz de Cheong Wa Dae, Ko Min-jung.

La Oficina del Presidente presentó algunos documentos y otros materiales en consulta con la fiscalía, según dijo a los periodistas.

Ko indicó que los investigadores los habían recibido justo en frente del complejo presidencial, en lugar de entrar y registrarlo.

Es imposible hacer una redada en Cheong Wa Dae como parte de una investigación criminal y no ha habido precedentes de ello, señaló la portavoz.

La operación de la fiscalía comenzó a las 11:30 a.m., después de obtener la orden del tribunal, según dijo una fuente.

La medida parece tener el fin de obtener pruebas relacionadas con el caso de Yoo Jae-soo, un antiguo teniente de alcalde de Busan que fue investigado por cargos de soborno.

Yoo, de 55 años de edad, estuvo bajo la vigilancia de un equipo de inspección especial de Cheong Wa Dae por acusaciones de que recibió sobornos de empresas cuando fungió como director general de la Comisión de Servicios Financieros (FSC, según sus siglas en inglés) en 2017.

Pero Yoo evitó ser castigado por un motivo desconocido y, en 2018, se convirtió en teniente de alcalde de Busan a cargo de asuntos económicos.

La redada parece centrarse en Cho Kuk, antiguo secretario presidencial de asuntos civiles y desprestigiado exministro de Justicia, quien está bajo una investigación fiscal independiente por acusaciones relacionadas con su familia.

La fiscalía está investigando las acusaciones de que Cho y otros exfuncionarios de Cheong Wa Dae podrían estar detrás de la finalización repentina de la investigación sobre Yoo.

En febrero, un antiguo inspector especial presentó una petición ante la fiscalía en contra de Cho, reclamando que la vigilancia se suspendió repentinamente pese a las presuntas irregularidades de Yoo.

En diciembre de 2018, los fiscales estatales tomaron medidas similares contra Cheong Wa Dae para obtener pruebasde un equipo de investigación especial de la oficina por la presunta vigilancia ilegal de civiles por parte de asistentes presidenciales.

Baek Won-woo, exsecretario presidencial para asuntos civiles, también está entre los sospechosos que aparentemente jugaron un papel en la decisión de poner fin a la inspección de Yoo.

Baek está bajo una investigación independiente por la fiscalía por acusaciones de que proporcionó avisos a la policía de presuntas irregularidades de los asesores de un candidato del partido opositor para influir en las elecciones locales del año pasado.

La cuestión está en si Cheong Wa Dae desempeñó un papel en la investigación policial sobre las sospechas de corrupción que implican a uno de los ayudantes más cercanos de Kim Gi-hyeon, quien era alcalde de Ulsan y estaba buscando la reelección el año pasado.

Su rival electoral era Song Cheol-ho, del gobernante Partido Democrático, un viejo amigo del presidente Moon Jae-in. Song ganó finalmente las elecciones del 13 de junio.

En la foto de archivo se muestra a Yoo Jae-soo, antiguo teniente de alcalde de Busan, llegando al Tribunal del Distrito Oriental de Seúl, el 27 de noviembre de 2019, para ser investigado por cargos de soborno.

Kim afirmó públicamente que la Agencia de Policía Metropolitana de Ulsan había realizado deliberadamente una redada en su oficina unos pocos meses antes de las elecciones y que Cheong Wa Dae se encontraba detrás de la medida.

El escándalo, que cuenta con una avalancha de acusaciones dirigidas por los medios de comunicación, dio un nuevo giro el fin de semana pasado, cuando un exinspector de Cheong Wa Dae, quien era miembro del "equipo especial" de Baek, fue hallado muerto en un presunto suicidio.

Algunos medios de comunicación han reportado sin cesar que su muerte podría estar vinculada con la investigación en curso sobre las sospechas de las elecciones en Ulsan.

Sin embargo, la Oficina del Presidente ha refutado categóricamente tales acusaciones infundadas, citando el resultado de su propia investigación interna.

La portavoz presidencial, Ko Ming-jung, dijo, a los reporteros, que se ha confirmado que el inspector fallecido no tiene nada que ver con la creación de un informe de Cheong Wa Dae sobre la presunta corrupción que involucra al confidente de Kim.

Añadió que dicho informe fue escrito por otro miembro del personal de la oficina presidencial, basándose en el chivatazo de un conocido, y que fue entregado a Baek.

Mientras tanto, Cheong Wa Dae no dio una respuesta oficial a la pregunta de los reporteros sobre la operación de registro y confiscación de la fiscalía realizada este miércoles en su oficina.

La portavoz de la oficina presidencial Cheong Wa Dae, Ko Min-jung, habla en una conferencia de prensa el 4 de diciembre de 2019.

adrian@yna.co.kr

(FIN)

Tamaño del texto

Ejemplo del tamaño de letra

A A

Guardado

COMPARTIR

Para obtener el enlace, pulse de forma prolongada la URL