Go to Contents
Buscar

Últimas noticias

Moon insta a una 'democracia mejor', refiriéndose a la reforma de la fiscalía

16/10/2019 15:24
El presidente Moon Jae-in, pronuncia un discurso en la ceremonia para conmemorar el 40° aniversario de las Protestas Democráticas de Busan-Masan, celebrada, el 16 de octubre de 2019, en la Universidad Kyungnam en Chagwon, en la provincia de Gyeongsang del Sur.

Seúl, 16 de octubre (Yonhap) -- El presidente Moon Jae-in ha expresado, este miércoles, que el pueblo surcoreano anhela una "democracia mejor" e instó a las "instituciones gubernamentales poderosas" a esforzarse para cumplir las demandas del pueblo.

Los comentarios del presidente tuvieron lugar durante una ceremonia nacional para conmemorar el acontecimiento histórico en los anales de la democracia del país: las Protestas Democráticas de Busan-Masan, que se realizaron en las ciudades surorientales en 1979.

"En la actualidad, el pueblo exige una democracia mayor y mejor", dijo el presidente durante su discurso en la ceremonia para conmemorar el 40° aniversario del levantamiento popular contra el gobierno autoritario del presidente Park Chung-hee.

También agregó que "todas las instituciones gubernamentales poderosas deben tener en cuenta el sentido común de que existen por el bien del pueblo, no por el de sus organizaciones".

Asimismo, dijo que la democracia se ha desarrollado y crecido sin parar en el país y que, cuando la misma pasó por momentos de crisis, el pueblo la salvó con la acción.

Sus declaraciones se realizaron en medio de los esfuerzos del Gobierno para realizar una reforma de la fiscalía, la cual mucha gente considera que cuenta con poder y autoridad excesivos.

Moon nombró ministro de Justicia a Cho Kuk, uno de sus aliados políticos, en septiembre, y le encomendó completar la reforma de la fiscalía. Sin embargo, Cho renunció a su puesto a principios de esta semana, en medio de las críticas públicas incesantes sobre acusaciones de fraude y corrupción que involucran a su familia.

El 16 de octubre de 1979, algunos estudiantes universitarios iniciaron una protesta en la ciudad de Busan en contra del régimen de Park Chung-hee. A las manifestaciones se unió luego, durante varios días, un mayor número de ciudadanos de Busan y de la ciudad cercana de Masan, que hoy en día se llama Changwon debido a un cambio de distrito administrativo.

Se dice que la protesta provocó el fin de la dictadura de Park. El mismo fue asesinado por su asistente principal el 26 de octubre de dicho año.

Durante una reunón del Gabinete, el mes pasado, la Administración liberal de Moon designó la fecha del aniversario de las Protestas Democráticas de Busan-Masan como día de conmemoración nacional, en una muestra de sus esfuerzos para destacar el valor histórico y el significado del movimiento democrático.

También reconoció oficialmente a un hombre, de 51 años, como víctima de la represión del movimiento. Él es la primera y única víctima reconocida oficialmente por el Gobierno en relación con el uso de la fuerza en contra de los participantes en la protesta.

El presidente también señaló que, durante mucho tiempo, no se han realizado compensaciones a nivel del Estado para aquellos que fueron asesinados o heridos durante las protestas.

Asimismo, el presidente expresó sus más profundas condolencias y disculpas a todas las víctimas cuyos derechos humanos sufrieron abusos por el régimen de Park.

Moon describió Busan y Masan como un "lugar sagrado" de la democracia del país, durante su discurso en la ceremonia celebrada en la Universidad Kyungnam en Changwon, en la provincia de Gyeongsang del Sur, a 398 kilómetros al sur de Seúl.

El presidente también recalcó que ninguna agencia gubernamental poderosa logrará "reinar sobre el pueblo" mientras Corea del Sur tenga tantos legados históricos importantes, como la Revolución del 19 de Abril, las Protestas Democráticas de Busan-Masan, el Movimiento Democrático del 18 de Mayo, el Movimiento Democrático del 10 de Junio y las vigilias masivas con velas del 2016.

El dirigente se estaba refiriendo a las grandes protestas públicas contra el Gobierno, realizadas a lo largo de la historia moderna de Corea del Sur.

Busan es el pueblo natal de Moon, pero es uno de los bastiones tradicionales del conservador Partido de Libertad Surcoreana (LKP), junto con la ciudad de Changwon.

El líder del principal partido de la oposición, Hwang Kyo-ahn, también asistió al evento.

El presidente, Moon Jae-in (derecha), estrecha la mano de Hwang Kyo-ahn, líder del principal partido de la oposición, el Partido de Libertad Surcoreana (LKP), el 16 de octubre del 2019, antes de iniciar la ceremonia para conmemorar el 40° aniversario de las Protestas Democráticas de Busan-Masan, en la Universidad Kyungnam en Chagwon, en la provincia de Gyeongsang del Sur.

hana@yna.co.kr

(FIN)

Tamaño del texto

Ejemplo del tamaño de letra

A A

Guardado

COMPARTIR

Para obtener el enlace, pulse de forma prolongada la URL