Go to Contents
Buscar

Entrevistas

'Embriagada por la belleza rara y terrible', Yoon Sun-me traduce 'La vegetariana', ganadora del premio San Clemente Rosalía-Abanca

03/05/2019 11:12
Yoon Sun-me, la traductora al español de la novela surcoreana "La vegetariana" de Han Kang, ganadora del premio San Clemente Rosalía-Abanca 2018 y el Premio Man Booker Internacional 2016, posa para una foto tras mantener una entrevista con la Agencia de Noticias Yonhap, el 2 de mayo del 2019, en el Instituto de Traducción de Literatura de Corea, donde ella es profesora, en el distrito de Gangnam, en el sur de Seúl.

Seúl, 3 de mayo (Yonhap) – Yoon Sun-me se topó por casualidad con "La vegetariana" de la autora surcoreana Han Kang, y quedó tan "embriagada por la belleza rara y terrible" –así dice en las notas a pie de página del libro- que, con haber leído tan solo la primera parte de la novela, empezó a traducirla al español, mucho antes de que la obra recibiera el foco de atención del mundo literario.

Antes de que "La vegetariana" fuera premiada con el galardón literario San Clemente Rosalía-Abanca en noviembre del 2018, e incluso mucho antes de ser galardonada con el Premio Man Booker Internacional en 2016 -reconocimiento que colocó la obra en la escena mundial de la literatura-, Yoon vio, en un artículo periodístico, una lista de autores prometedores y obras nuevas, entre ellas la de Han Kang. Compró varios libros de la lista, leyó "La vegetariana" y le encantó, dijo en una entrevista realizada, el jueves, con la Agencia de Noticias Yonhap, en el Instituto de Traducción de Literatura de Corea, en Seúl, donde ella es profesora.

"Fue una cuestión de piel", dijo Yoon sobre su primer encuentro con la obra. Comentó que ni se preocupó en buscar cómo había sido recibido el libro o si había tenido éxito en Corea del Sur. Terminó de leer el primer capítulo, y dijo: "Yo esto lo voy a traducir", por lo que empezó a traducir el primer capítulo mientras leía los demás, y acabó la novela sin sentirse decepcionada en absoluto.

Yoon tradujo el libro en el 2011 y fue publicado primero en Argentina, por la editorial Bajo la Luna. En 2013 fue presentado en la Feria del Libro de Buenos Aires. (Entonces "La vegetariana" solo se había traducido al japonés, ni siquiera tenía traducción al inglés). Recuerda que, para ser uno de los primeros autores surcoreanos presentados en Argentina, acudió un montón de gente, con una venta de más de 1.000 ejemplares del libro por aquel entonces, lo que es mucho.

Han Kang, quien también estuvo en la feria –que fue cuando la autora y la traductora se conocieron por primera vez-, se llevó una sorpresa, ya que "La vegetariana" salió en los periódicos, y, especialmente, porque las personas del otro lado del mundo entendieron mejor la obra que en Corea del Sur, donde no había tenido éxito.

Unos años más tarde, entre 6 y 8 meses antes de que Han Kang recibiera el premio San Clemente, la llamó para decirle que la editorial :Rata_ quería publicar la traducción en España. En aquel entonces no había sido premiada, por lo que, refiriéndose a la editorial española, Yoon dijo: "¡Les tocó la lotería!".

Cuando vio la obra nominada para el premio San Clemente Rosalía-Abanca, Yoon dijo que fue "bárbaro", pero que ni se imaginaba que iba a ser premiada. Competía con autores renombrados y cuando se hizo con el premio "fue una sorpresa total para todos".

Yoon no cree que haya un motivo especial por el que "La vegetariana" fuera galardonada con el premio San Clemente Rosalía-Abanca por un jurado compuesto por estudiantes con edades comprendidas entre los 16 y 18 años. Dijo que los chicos ya son mayores, y les dan tiempo para pensar. Comparados con los chicos de Corea del Sur, que, lamentablemente, pasan la mayoría del tiempo estudiando, los chicos en España son como adultos y tienen experiencias de sus primeros amores, o, por lo menos, están más abiertos. Por eso, a pesar de que "La vegetariana" tiene cosas duras, los chicos fueron capaces de ir más allá de la obra, como cualquier lector adulto.

Mientras tanto, lo que más le llamó la atención, fue "cómo está contada la novela. La protagonista, Yeonghye, no tiene voz. Nunca explica todo lo que siente o le pasa. Se ve lo que le pasa a través de filtros, que son el marido, el cuñado y la hermana. Y cada una de estas personas la ve con sus propias limitaciones e intereses. Nadie llega a entenderla completamente. Pero, a pesar de que hay filtros y se cuenta por terceros, al lector le llega muy hondo. Uno piensa, que si esto, contado mediante otras personas, llega tan a fondo, lo que está pasando de verdad debe multiplicarse por diez".

Añadió que "La vegetariana" tiene una lógica muy fuerte que golpea a todos. "Yeonghye tiene algo que la mayoría de los seres humanos no tienen: Es demasiado fuerte. Es decir, la mayoría de la gente se quiere tanto a sí misma que, por más que defienda una idea o una postura, cuando peligra su cuerpo o su seguridad, se doblega. Pero Yeonghye prefiere quebrarse, morir ella", comentó.

Respecto a si considera que el furor global del K-pop está teniendo influencia en la literatura surcoreana, dijo que "sí y no". Explicó, que Corea del Sur está de moda en general: En materia cultural, el K-pop, las telenovelas, el cine, la cosmética, la ciencia... Dijo que, antes, Corea del Sur no era un país de referencia. Pero, ahora, cuando se hace un estudio de cualquier tipo, sea de economía, de mercado o de lo que sea, los datos de Corea del Sur siempre son importantes y se incluyen siempre. Eso quiere decir que el país es un referente y que al resto del mundo le interesa lo que pasa en él. Como ejemplo dio la última película hollywoodense "Los vengadores: Fin del juego", que se estrenó en Corea del Sur por primera vez, antes que en cualquier otro lado del mundo, lo que ya dice mucho. Añadió que cree que el interés no es específicamente gracias al K-pop, pero más general. Lo que piensan los surcoreanos, lo que hacen, interesa al resto del mundo. Entonces a la gente le surge la curiosidad, de que si los surcoreanos son tan buenos en el cine, en telenovelas, habrá escritores que escriban bien, de ahí la curiosidad, eso se nota, comentó.

En cuanto a las amenazas de que la inteligencia artificial (IA) pueda reemplazar el trabajo de los traductores, como se ha visto en la asombrosa contienda de Alfa-Go con un ser humano, Yoon dijo que cree que "la IA será capaz de hacer un borrador, una primera versión, pero que siempre hará falta una mente humana que revise y corrija esa traducción". Añadió que no cree que la máquina sea capaz de comprender las ironías, dobles sentidos, intenciones, metáforas, paradojas y connotaciones; al menos no todas y no en esta generación.

jisooaw@yna.co.kr

(FIN)

Palabras clave
Tamaño del texto

Ejemplo del tamaño de letra

A A

Guardado

COMPARTIR

Para obtener el enlace, pulse de forma prolongada la URL