Go to Contents
Buscar

Últimas noticias

El exjefe del Tribunal Supremo es inculpado en el escándalo de abuso de poder

11/02/2019 16:12
El exjefe del Tribunal Supremo, Yang Sung-tae (foto de archivo)

Seúl, 11 de febrero (Yonhap) -- El exjefe del Tribunal Supremo, Yang Sung-tae, ha sido inculpado, este lunes, de más de 40 cargos relacionados con un presunto abuso masivo del poder judicial durante su mandato.

La sentencia de Yang tiene lugar casi tres semanas después de que el tribunal aprobase una orden para ponerlo en detención preventiva. También supone el fin de la investigación, de unos ocho meses de duración, de la fiscalía sobre las acusaciones que escandalizaron al país.

La fiscalía también imputó a otros dos jueces del Tribunal Supremo ya retirados, Park Byong-dae y Ko Young-han, por su presunta involucración en el caso. Ambos serán juzgados sin detención.

El acusado, quien dirigió, desde el 2011 al 2017, el máximo tribunal surcoreano, está acusado de haberse aprovechado, o intentado aprovecharse, de los juicios como influencia política para presionar a la Administración previa de Park Geun-hye, a fin de obtener su apoyo para la creación de un tribunal de apelaciones independiente, su proyecto favorito.

Yang es el primer expresidente del Tribunal Supremo del país en haber sido arrestado como sospechoso de un crimen y en enfrentarse ahora a un juicio penal.

La fiscalía cree que Yang ordenó a los funcionarios de la Administración Judicial Nacional (NCA, según sus siglas en inglés), el órgano soberano a cargo de los asuntos administrativos y de personal de la rama judicial, que elaborasen métodos para interferir en los juicios cuyas sentencias podrían tener una gran importancia política para la entonces presidenta.

Yang negó rotundamente las acusaciones en su contra.

El escándalo, que involucra a los jueces principales y al Tribunal Supremo, ha conmocionado al país, dejando al máximo tribunal surcoreano bajo un escrutinio sin precedentes.

Entre los juicios en cuestión se incluye el controvertido retraso en las deliberaciones del juicio por daños y perjuicios presentado por las víctimas coreanas del trabajo forzado en los tiempos de guerra de Japón. Los fiscales acusan a Yang y sus funcionarios de ejercer influencia para retrasar a propósito la deliberación, a fin de tratar de ganarse el favor de la entonces presidenta, quien estaba buscando mantener unas relaciones amistosas con Tokio.

El Tribunal Supremo, ahora bajo un nuevo presidente, Kim Myeong-su, sentenció a favor de las víctimas coreanas en dos juicios históricos, en octubre y noviembre de 2018.

Park Byong-dae y Ko, junto con el entonces subdirector de la NCA, Lim Jong-hun, se encuentran entre muchos otros jueces de los que se sospecha que jugaron papeles clave para lograr los planes de Yang, incluida la presión a los jueces presidentes en los casos para que sentenciasen a favor de la Administración previa.

La fiscalía añadió, este lunes, más cargos en contra de Lim, quien ya fue imputado y detenido, por su papel en las degradaciones injustas o transferencias de personal de los jueces que estuvieron en contra de las órdenes de Yang.

La fiscalía decidirá pronto si presentará cargos contra otros jueces que, presuntamente, estuvieron involucrados en el caso de abuso de poder.

paola@yna.co.kr

(FIN)

Tamaño del texto

Ejemplo del tamaño de letra

A A

Guardado

COMPARTIR

Para obtener el enlace, pulse de forma prolongada la URL